Novagalicia pierde 1.400 millones en seis meses

stop

La entidad justifica el resultado por un saneamiento de más de 1.600 millones

Oficina de NGB

31 de agosto de 2012 (18:58 CET)

Novagalicia Banco ha perdido 1.399,6 millones de euros en el primer semestre del año después de destinar 1.638 millones a provisiones, según ha informado la propia entidad financiera. El elevado saneamiento acometido se enmarca en el proceso de recapitalización de NGB “y está contemplado en los planes enviados a las autoridades españolas y europeas”.

Según indica la entidad que dirige José María Castellano --una de las nacionalizadas junto CatalunyaCaixa, Banco de Valencia y Bankia-- la cantidad dedicada a saneamiento es “casi nueve veces más alta” que las dotaciones realizadas en el primer semestre de 2011. El pasado año, Novacaixagalicia anunció unas pérdidas de 168,7 millones de euros para el grupo.

Con los 1.638 millones de euros de dotaciones del semestre, el nuevo equipo gestor de la entidad ya ha destinado un total de 3.688 millones al saneamiento del balance del banco en los últimos nueve meses. El banco esperó a que cerrasen sus oficinas y al último día que permitía la CNMV para dar a conocer sus pérdidas.
 
El margen bruto de NCG Banco genera 613,1 millones de euros en ingresos, un 10,6% menos que un año antes. La entidad atribuye el descenso a una bajada de 40 millones en el resultado de operaciones financieras respecto al mismo período del año pasado.

Sanear el crédito

De los más de 1.600 millones que se han destinado a provisiones estos primeros seis meses del año, 1.215 se han destinado al saneamiento del crédito, 250 a cubrir el deterioro de activos adjudicados y 173 millones al saneamiento de otros activos financieros. En el mismo período del año pasado la cifra dedicada al saneamiento no alcanzó los 200 millones de euros.

Estar en pérdidas es indispensable para poder acceder a las ayudas que plantea la UE. Actualmente, Novagalicia ha solicitado unos 6.000 millones de euros y está pendiente de la presentación de su plan de reestructuración.

Casi 500 oficinas cerradas

Enmarcado en su proceso de ajustes en busca de la viabilidad, a lo largo de estos seis meses, la entidad gallega ha reducido su plantilla en 130 oficinas. La marca EVO Bank --con la que opera desde principio de año fuera de Galicia, Asturias y León-- ha permitido reducir en un 32% su red comercial, ya que de 120 oficinas se ha pasado a 70.

La entidad acumula ya 474 oficinas cerradas desde diciembre de 2010, y en la actualidad cuenta con 900 operativas. A lo largo de todo el semestre, el personal se ha reducido en 386 personas, 1.771 desde el último año.

Reducción de depósitos un 5,8%

Por otro lado, entre los datos comunicados por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) destaca que los depósitos a clientes del banco gallego terminaron el semestre con un saldo de 43.984 millones de euros y una reducción del 5,8%. NGB atribuye este descenso a las operaciones mayoristas, “con un comportamiento más volátil, que en el último año redujeron su saldo en 3.735 millones de euros”.

El crédito a clientes también se redujo en el 4,6%, hasta los 45.169 millones de euros. La bajada, según aseguran, se debe a “una estrategia de reducción del perfil de riesgo de la entidad”.

Por último, la actual división de activos tóxicos de la entidad (el UGAS) vendió 1.426 inmuebles este semestre, reportando a la entidad unos beneficios de 170 millones de euros. La venta de empresas participadas le ha dado unos 50 millones, 12 de ellos procedentes de plusvalías.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad