Novagalicia comienza a depurar responsabilidades

stop

La entidad demanda a los exdirectivos que cobraron indemnizaciones millonarias

Fernández Gayoso

07 de septiembre de 2012 (22:36 CET)

Novagalicia Banco decidió presentar este viernes demandas laborales contra “varios exdirectivos de las antiguas cajas” (no ha querido especificar cuántos) por las indemnizaciones millonarias que percibieron al cesar su actividad en la entidad. Igualmente, ha decidido personarse en la causa que la Audiencia Nacional abrió contra José Luis Pego, Javier García de Paredes, Gregorio Gorriarán, Óscar Rodríguez Estrada y el que fue presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, precisamente por este motivo.

La entidad busca que las indemnizaciones que percibieron estos exdirectivos (excepto Gayoso) le sean devueltas. El paso adelante ha contado con el beneplácito de las organizaciones sindicales que tienen representación en NGB y con el de la propia Xunta de Galicia. Además, la entidad es consciente de que el episodio de las indemnizaciones millonarias para cuatro exdirectivos de las antiguas cajas en el marco de un banco que tuvo que ser intervenido perjudicó su imagen.

Investigar a fondo


Mediante un comunicado, la entidad que preside José María Castellano indicó que estas denuncias marcan “el comienzo de una nueva etapa en la que Novagalicia, una vez investigado a fondo cada asunto, decidirá si es necesario iniciar otros procedimientos para la recuperación de fondos o la depuración de responsabilidades en la gestión de la entidad en el pasado”.

El banco ha optado por defender sus intereses y por limpiar su imagen, un proceso que ya comenzó este verano con una campaña en la que sus máximos dirigentes actuales pidieron perdón por los errores en los que incurrió el banco (como la comercialización de preferentes o precisamente el caso de las indemnizaciones millonarias) cuando ellos aún no estaban al frente de la entidad.

De este modo, NGB indica que “la presentación de las demandas laborales y su resultado no interfieren ni en los personamientos ni en futuras posibles reclamaciones de la entidad por otras vías judiciales y en todos los casos en los que el banco considere que deba defender sus intereses”, indica.

Según indica EP, la decisión de recurrir a la vía de la conciliación para recuperar las indemnizaciones percibidas por los exdirectivos --opción que se materializó ante el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación, como paso previo a la presentación de una demanda laboral-- se habría tomado ya el pasado mes de julio.

Tiempo justo

La noticia fue aplaudida por todas las centrales sindicales con representación en la entidad y especialmente por la CIG --que presentó una querella ante la Fiscalía Anticorrupción por el tema de las indemnizaciones que fue la que desencadenó la investigación--.

Su representante, Clodomiro Montero, indicó que este era el momento para hacer una reclamación de este tipo ya que el plazo para hacerlo tras la extinción de una relación laboral es de un año, y vencía estos días en el caso de los cuatro exdirectivos cuyas indemnizaciones se investigan.

“Estamos muy contentos con esta actuación. Suponemos además que ha optado, además de personarse en la causa de la Audiencia, por la demanda laboral, porque hay más partidas de las indemnizaciones en las que no se centra la Fiscalía en su denuncia, como los 33 millones en planes de pensiones que tienen que cobrar en el momento de su jubilación”, indica Montero.

El sindicato también ha pedido iniciar un proceso judicial para reclamar las cantidades percibidas por José Luis Méndez, quien fue director general de Caixa Galicia durante 29 años, aunque este ya dejó la entidad hace dos años.

También este viernes, la Xunta afirmó que respeta la decisión de NGB y ha defendido que se reviertan las cantidades “cobradas indebidamente”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad