Novacaixagalicia tendrá que revisar su obra social

stop

Reducirá su actividad al ámbito socio-asistencial si desaparece su participación en NCG Banco

12 de diciembre de 2012 (14:33 CET)

El gerente de Novacaixagalicia, Pedro Otero, ha avanzado este miércoles que la entidad deberá revisar su plan estratégico 2012-2016 y reducir su actividad al ámbito socio-asistencial, en caso de que desaparezca su participación en NCG Banco como consecuencia de la reestructuración de la entidad.

Así lo indicó en respuesta a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa tras firmar un acuerdo de colaboración con varias entidades sociales. Otero explicó que ante la posible “o hipotética o potencial” desaparición del 6,84% que controla el banco, la caja deberá practicar cambios en su planificación.

La inyección de fondos procedentes de la Unión Europea en NCG Banco, que se formalizará en los próximos días, provocará que la participación de los actuales accionistas (además de la caja están el FROB y un grupo de empresarios gallegos) se vea diluida o incluso suprimida, si se opta por una operación que ponga a cero el capital. Novacaixagalicia, que se financia actualmente con un remanente, preveía nutrirse más adelante de los dividendos del banco, una vía que quedaría anulada si, en efecto, pierde su participación.

La caja debe “defenderse”

Precisamente, ante esta situación, el consejo de administración de la caja anunció que estudia la posibilidad de acudir a la vía judicial si ve desaparecer su parte. En este sentido, Otero ha argumentado este miércoles que la caja debe "defender lo que cree que es su derecho", por las repercusiones en su actividad y también "por responsabilidad con Galicia". "No puede dejar de defender eso en la medida que sea posible", ha sostenido.

Así, el gerente de Novacaixagalicia ha afirmado que el plan estratégico, que se está cumpliendo "de manera exitosa" en 2012, prevé que la caja use su remanente "incluso sin dividendos". En 2016, fecha en la que finaliza la planificación, el proyecto era "vivir de dividendos y de otras líneas de actuación". "Somos una entidad capaz de generar ingresos, sin olvidar la esencia de la obra social", ha asegurado.

40 millones anuales

De cumplirse el escenario en el que se basaba el plan, en 2016 se habría logrado "una obra social sostenible" que invertiría entre 30 y 40 millones de euros anuales. "Si a largo plazo eso cambia, evaluaremos si hay nuevos escenarios", indicó.

En cualquier caso, ha llamado a ceñirse a "las cuestiones reales y no a lo hipotético" y a posponer las medidas al momento en que surjan "nuevas circunstancias" que hoy se pueden "sospechar, pero siguen siendo hipotéticas".

En función de cómo afecte, ha proseguido, la caja estudiará sus caminos y las repercusiones sobre su actividad y su plantilla. Asimismo, analizará "nuevas vías de financiación, colaboraciones de la sociedad civil o de la Xunta". "Nuestro ánimo es que la obra social perdure y sea sostenible en el tiempo", ha asegurado.

Tutela de la Xunta

Preguntado acerca de si la Xunta podría asumir parte de las acciones que desarrolla actualmente la caja, Otero ha considerado que eso sería "poner el carro antes que los bueyes" y destacado que Novacaixagalicia está en contacto con el Gobierno gallego, "como tutelador", y que éste está "involucrado en el proceso y ayudando para que todo fluya en beneficio de Galicia".

La Xunta, ha agregado, tendrá que supervisar la transformación en fundación de la entidad --un proceso aún pendiente-- y esa forma de tutelar "influirá", con independencia de que la iniciativa corresponde a los órganos de gobierno de Novacaixagalicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad