Ni Bruselas impide que el Ibex vuelva a sangrar

stop

Los planes de Barroso para recapitalizar a la banca española topan con la oposición alemana y los inversores vuelven a huir de la bolsa española, que pierde un 2,5%

Los panales del Ibex el 30 de mayo de 2012

30 de mayo de 2012 (17:50 CET)

La espiral de hundimiento bursátil y financiero en la que está inmersa España se agrava a medida que avanza la semana. Este miércoles ni siquiera el balón de oxígeno lanzado por Bruselas, que se muestra dispuesta a ayudar a la banca española abriendo el fondo de rescate europeo para que se recapitalice, ha logrado frenar la sangría del Ibex. La bolsa española, una jornada más, se ha despeñado.

La reacción de Alemania y Finlandia oponiéndose a los planes de José Manuel Durao Barroso han devuelto al terreno de las pérdidas al selectivo español. Al cierre, la contracción ha sido del 2,58% hasta los 6.089 puntos. En lo que va de semana, las pérdidas acumuladas son del 6,4%, a razón del 2% de media diaria. El euro también ha recibido y sigue en mínimos, en su caso de dos años, a 1,24 dólares.

La banca, impotente


Bankia, con caídas de hasta dos dígitos, ha cotizado por debajo del euro, aunque recuperó ligeramente posiciones (-9%) tras el comunicado del Banco Central Europeo en el que desmentía que haya devuelto el plan de recapitalización al Gobierno.

El resto de la gran banca consiguió liderar los avances durante un breve periodo de tiempo. La alegría duró poco. Las alertas llegadas desde el mercado de deuda dificultaban la relajación del sector. La prima de riesgo ha superado su propio record y ha fregado los 540 puntos. El interés del bono de 10 años se acerca peligrosamente al 7% de rendimiento. Al cierre se quedaba en el 6,7%.

Aunque la media sesión ha dado un respiro, la tarde ha sido complicada nuevamente. El Ibex se ha desinflado hasta el nivel de cierre sin que, por el momento, encuentre suelo. Sacyr ha sido, junto a la banca uno de los valores más castigados, penalizada por el recorte del dividendo anunciado por Repsol.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad