NCG transfiere activos tóxicos al 'banco malo' por más de 5.000 millones

stop

Es el paso previo a una inyección de  5.425 millones procedentes de Bruselas, que llegarán antes de fin de año

Oficina de NGB

26 de diciembre de 2012 (11:54 CET)

En un paso más en su proceso de recapitalización, NCG Banco ha formalizado con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) el contrato para la transmisión de activos tóxicos procedentes del sector inmobiliario. El importe total de la operación de transmisión asciende a 5.096,9 millones de euros.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad gallega informa de que, con fecha del 21 de diciembre, NCG Banco y las sociedades participadas por el grupo financiero afectadas por el deber legar de transferir activos procedentes del sector inmobiliario al conocido como 'banco malo', han formalizado el contrato. El documento, apunta, tiene como fecha de efecto el 31 de diciembre de 2012 y el precio será satisfecho por la Sareb mediante la entrega de valores de renta fija que emitirá esta sociedad, que contará con la garantía irrevocable del Estado español.

Este paso forma parte del plan de reestructuración que afronta la entidad, controlada en un 90% por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), y que incluye la inyección de 5.425 millones de euros procedentes de Bruselas, que deberá hacerse antes de fin de año. En cuanto a los efectos laborales, la entidad ha avanzado que se reducirá hasta en 2.500 personas la plantilla, que se acompañarán a un plan de desinversiones global.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad