NCG pisa el acelerador del ERE y propone 930 despidos este año

stop

La propuesta de la entidad a los sindicatos pasa por el cierre de 327 oficinas en 2015

C. Díaz Pardo

Representantes de Novagalicia a su llegada a la reunión mantenida en Compostela
Representantes de Novagalicia a su llegada a la reunión mantenida en Compostela

04 de enero de 2013 (22:50 CET)

Novagalicia Banco ha decidido empezar cuanto antes con la reestructuración de personal impuesta por Bruselas. Tras una reunión tensa con los sindicatos, la dirección de la entidad ha propuesto el despido de 930 trabajadores este 2013.

Otros 1.500 irán saliendo paulatinamente hasta que en 2017 llegue a la cifra de 2.508 despidos que impone Europa.

Igualmente, entre las previsiones del banco controlado ahora al 100% por el Frob está la de cerrar 327 oficinas de su red. En ese caso, la reestructuración debe estar lista en el horizonte de 2015.

Iniciar el ERE en febrero

Los sindicatos critican la rapidez de la empresa a la hora de comenzar a ejecutar el que ya será su cuarto Expediente de Regulación de Empleo (ERE) desde que se convirtió en un banco y comenzó a recibir inyecciones públicas. La intención de NCG, según los sindicatos, es iniciar el proceso de negociación del ERE el 14 de este mes, y posteriormente comenzar con los despidos el 14 de febrero.

Tras la reunión mantenida entre representantes de la entidad y sindicatos en Compostela, las centrales han indicado que la intención del banco es aplicar la última reforma laboral, con lo que los despedidos se llevarían una indemnización de 20 días por año trabajado.

Reforma laboral

“No se ha hablado directamente de esto, pero nos han recordado que hay una legislación que está ahí y que hay que negociar”, indicó a Economía Digital Clodomiro Montero, representantes de los trabajadores por el sindicato CIG.

Según la versión de los sindicatos, los directivos de NCG entregaron al comité de empresa un único folio por documentación con un cronograma en el que figuraba la propuesta y los tiempos de la reducción de personal.

La propuesta no ha sido bien acogida por los representantes de la plantilla, que han convocado un paro de media hora en toda la red de oficinas para el próximo lunes día 14. El sábado 12 también están llamados una manifestación en Santiago.

Cronograma

El adelgazamiento de plantilla planteado por NCG se estructura de la siguiente manera: este año abandonarán la entidad 930 trabajadores; 877 en 2014; 508 en 2015, 91 en 2016, y 102 en 2017. Novagalicia llegaría a la fecha marcada por Bruselas para ser vendida o bien liquidada con 3.344 trabajadores. Al finalizar 2012 contaba con 5.842.

El grueso del personal que abandonará la entidad se corresponde con la red de oficinas. En el plan de la dirección hay 1.749 despidos previstos hasta 2017.

Bajas y departamentos


Además, un total de 261 trabajadores abandonarán los servicios centrales, aunque hasta 250 despidos tendrán que ver con el traspaso de activos del banco malo. Con todo, los sindicatos indican que este este extremo no hay sido totalmente confirmado por la empresa.

El siguiente departamento afectado en cuanto a bajas sería la Unidad de Gestión de Activos Singulares (UGAS), que al llegar 2017 vería reducida su plantilla en 205 personas.

Oficinas

En lo que respecta a las oficinas, los 317 cierres también se llevarán a cabo de forma gradual, aunque deberán estar finiquitadas en tan solo tres años. Este año, si el ERE planteado va adelante, se liquidarán 131 sucursales; 134 en 2014 y 65 en 2015. NCG llegará a 2016 con 486 oficinas frente a las 811 actuales.

La mayoría de las sucursales que desaparecerán están en el ámbito básico de actuación de Novagalicia --Galicia, Asturias y León--. Ahí desaparecerán (las denominadas oficinas Core) 178. Fuera del ámbito natural del banco está prevista la extinción de 148, 108 de Evo, 34 de Evo NGB y 13 en Portugal.

Los sindicatos lamentaban este viernes la dureza del expediente de regulación impuesto desde Bruselas. “No entendemos que se vayan a cerrar o a reducir sucursales muy rentables. No tiene sentido. Si el fin último es vender, ¿a quién le va a interesar un banco que ha reducido sus mejores oficinas?”, dijo Clodomiro Montero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad