NCG gana más, pero dispara su morosidad y contrae créditos y depósitos

stop

Declara 90 millones de beneficio hasta septiembre, con una tasa de mora del 16,7%, casi cinco puntos más que la media del sector

04 de noviembre de 2013 (10:38 CET)

En la recta final de la subasta de NCG se cruzan sus resultados hasta septiembre, que la entidad gallega pone en valor destacando sus beneficios, aunque su tasa de morosidad y su margen de intereses, así como la caída de depósitos y créditos, apuntan como principales debilidades que se consolidan en el tiempo. Son precisamente estos ejes que definen su negocio sobre los que los bancos que concurren a la puja han puesto más “peros” para restar valor a la entidad nacionalizada, como adelantó la semana pasada Economía Digital.
 
Así, NCG Banco ha obtenido en los primeros nueve meses del año 90 millones de euros de beneficio antes de impuestos. Según una nota de la propia entidad, el beneficio multiplica por 4,7 veces la previsión del plan de recapitalización aprobado en diciembre, que establecía un beneficio antes de impuestos de 19 millones de euros para todo el ejercicio 2013.
 
El beneficio atribuido al grupo después de impuestos es de 61 millones. La entidad ha registrado beneficios de manera continuada en los tres trimestres. El resultado recurrente de la actividad financiera del banco en el trimestre, una vez reenfocado a las pymes y familias de su mercado tradicional, se incrementa en un 11% respecto al mismo periodo de 2012.
 
Las zonas oscuras
 
El margen de intereses, 514 millones, cae un 6,5%, en línea con la reducción de balance de la entidad. Sin el efecto de la eliminación de las cláusulas suelo el margen se mantendría estable, explica. El margen de intereses es una de las principales variables para conocer la evolución del negocio de una entidad. Mide, básicamente, la diferencia entre los intereses que cobra por las inversiones crediticias y financieras que realizan (activo) menos los intereses  que paga a la clientela y demás prestamistas por en dinero que estos depositan en la entidad (pasivo).
 
La aplicación de estrictos criterios contables en la clasificación de riesgos como dudosos tiene su impacto en la tasa de morosidad, que se sitúa en el 16,7%, si bien muestra una clara mejoría en el tercer trimestre con una reducción del crédito dudoso del 3%, explica la entidad para intentar quitar hierro a la elevada tasa de mora, casi cinco puntos más que la media del sector, que en agosto estaba en el 12,12%.

Al cierre del primer semestre del año, la tasa de morosidad de NCG Banco estaba situada en el 16,1%, según anunció la propia entidad en las cuentas que presentó correspondientes a los meses de enero y junio. También explicaba que, sin embargo, la tasa de morosidad de Novagalicia Banco en Galicia es de un 0,6% y un 9,5% si se consideran también los activos en saneamiento.
 
Ajustado el efecto por la venta de las 66 oficinas que compró Banco Etcheverría, NCG redujo un 9,6% su inversión crediticia, hasta los 27.019 millones, mientras que por el lado del pasivo captó 2,93% menos de depósitos, hasta los 27.257 millones. El activo total se contrajo un 5,38%, hasta situarse en 56.754 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad