NCG apremia a su red para garantizar que los preferentistas cambiarán sus acciones por líquido

stop

La entidad evita así que inversores minoristas se queden con una parte del capital del banco

Concentración de afectados por las preferentes en Ourense / EFE

12 de julio de 2013 (01:53 CET)

Novagalicia ha puesto toda la carne en el asador para asegurarse de que la mayoría de afectados por preferentes y subordinadas se acogerán al proceso de canje por liquidez que ofrece el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Tanto, que incluso algunos tenedores de productos hibrídos (ahora ya transformados en acciones con la correspondiente quita) han asegurado haberse sentido presionados por directores de oficinas para que se acogiesen a esta vía.

El plazo para acogerse a la opción de canje a líquido expira este viernes, 12 de julio, a las 14:00 horas. Por ese motivo y de forma extraordinaria, NCG abrió en la tarde de ayer 138 oficinas para tramitar las últimas peticiones. En una nota de prensa, la entidad indicaba que estas sucursales se encargarían de gestionar las peticiones que llegasen de los afectados por este tipo de productos que aún no habían solicitado la liquidez. Según sus últimos datos, superaban los 7.000 clientes (casi el 10% de los afectados) y tendrían atrapados unos 340 millones de euros.

La vía judicial sigue abierta

En varias de las notas de prensa emitidas en los últimos días sobre el tema, el banco que preside José María Castellano ha insistido en dejar claro que la aceptación de la oferta de la liquidez no cierra la vía judicial. Es decir, que los antiguos tenedores de preferentes y subordinadas siguen teniendo la opción de recuperar su inversión total.

Pero, ¿por qué NCG parece tan interesada en que sus clientes con preferentes que no han encontrado solución en el proceso de arbitraje acudan a la vía de la liquidez? Distintas asociaciones de afectados por estos productos creen que muchos de los que acudan al FGD desistirán en sus futuras reclamaciones. “Sobre todo los de subordinadas que se enfrentan a unas quitas más bajas”, indican.

Accionistas del banco

No obstante, creen que la insistencia del banco todavía tiene otra razón con más peso. Una vez que venza el plazo, los clientes que no se hayan acogido al mecanismo de liquidez pasarán a ser automáticamente accionistas del banco.

La pasada semana, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) dejó de ser el dueño al 100% de NCG. Tras el canje por acciones al que fueron obligados por Bruselas, los propietarios de participaciones preferentes pasaron a controlar el 37,25% del capital del banco. La situación se revertirá con el canje de acciones por líquido.

En opinión de varias asociaciones de afectados por preferentes, NCG quiere evitarse futuros problemas. “Es lógico pensar que no quieren que una parte del capital de banco esté esparcido en distintas manos. Sobre todo ahora, que se va a abordar un proceso de venta”, opinan desde la Asociación Galega de Productos Financieiros (Agaprofi).

Recomendar la vía de la liquidez

Desde los sindicatos con representación en la entidad, la visión es la misma. “Si no se acude a la vía de la liquidez, el que tenía títulos pasa a ser accionista. Aquí todos estamos dando por hecho que perderá lo que le queda, pero no tiene por qué ser así necesariamente”, indican. Añaden, además, que la entidad quiere dar ya por cerrado el capítulo de las preferentes, que tantos quebraderos de cabeza les ha causado, “y esta es una forma de hacerlo”.

Tanto sindicatos como afectados coinciden en el ímpetu de NCG por recomendar a sus clientes que acudan a la vía de la liquidez. “Incluso le están mandado cartas a personas que ya tienen el laudo arbitral concedidO y que ya van a recuperar su inversión. Insisten en que, aunque acudan al canje de acciones las vías judiciales siguen abiertas”, explican.

"Alto grado de iliquidez"

El FROB también se dedicó a advertir a los preferentistas en las últimas jornadas. Este mismo jueves, insistió en que las acciones de Novagalicia Banco y CatalunyaCaixa fruto del canje de instrumentos híbridos “tendrán un elevado grado de iliquidez” una vez expire el plazo para solicitar su compra.

"Transcurrido dicho plazo, estas acciones al no cotizar en mercado organizado tendrán un elevado grado de iliquidez", ha subrayado el FROB. También insiste en que recurrir a este proceso que ofrece liquidez a los títulos no impide el ejercicio de acciones judiciales ni otro tipo de reclamaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad