Ana Botín, presidenta de Banco Santander. EFE

Morgan Stanley empieza a celebrar los recortes del Santander

stop

Los analistas de Morgan Stanley creen que el Santander ahorrará 1.000 millones en costes una vez recorte la red de oficinas por la integración del Popular

en A Coruña, 05 de octubre de 2018 (16:02 CET)

Los analistas ponen el tijeretazo en bandeja de plata a Ana Botín. Al menos, los de Morgan Stanley, banco de inversión estadounidense profuso en optimismo respecto a la evolución del Santander. La entidad estima que el banco ahorrará 1.000 millones en costes en tres años, por encima de las previsiones del propio Santander.

En un análisis que recoge Bolsamania.com, Morgan Stanley calcula este descenso del gasto en base a los recortes en España y Estados Unidos. La clave en el mercado doméstico del Santander estaría en el tijeretazo a las oficinas para integrar la red del Popular. El ajuste empezará a negociarse con los sindicatos el próximo año y afectará de lleno a Galicia debido a las duplicidades con las sucursales del Pastor. Los analistas prevén un ahorro un 50% superior a las previsiones del banco.

Sin plantilla disponible para prejubilar en el Popular

Si bien la prioridad de la entidad financiera es acometer el grueso de las salidas mediante prejubilaciones voluntarias, lo cierto es que en el Popular no queda demasiada gente a la que prejubilar. El propio Popular había aplicado un ERE para 2.592 empleados en 2016. Tras caer en manos del Santander, Ana Botín activó la salida de más de un millar de empleados a base de prejubilaciones y bajas incentivadas de los servicios centrales de Santander y Popular.

La plantilla teme que el ajuste de la red conlleve la salida de unos 3.000 trabajadores más.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad