Montoro cose a impuestos al tabaco más popular

stop

Hacienda busca frenar la estampida de fumadores a los cigarros de liar

30 de junio de 2013 (12:11 CET)

La modificación del impuesto del tabaco reducirá la brecha entre el tabaco de liar y las cajetillas de marcas comerciales. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha diseñado un cambio impositivo que entra en vigor este domingo y que acerca los precios de las opciones más económicas a las más caras.

Aunque la fórmula de cálculo es compleja, ya que el sector tiene tres impuestos diferentes, comprar ahora una cajetilla de tabaco costará, de media, 15 céntimos más. Los fabricantes aseguran que este tipo de tabaco ha experimentado crecimientos de hasta un 30% interanual durante los últimos años, una tendencia que podría frenar en seco con la nueva carga impositiva.

Así las cosas, fumar ya no parece, como cantó Sara Montiel, ni genial ni sensual.

Alcohol y aires acondicionados

El alcohol también será más caro desde este domingo. Un cubata aumentará, en promedio, un 10% en el caso en los que los establecimientos no decidan absorber la subida. De la medida sólo se salva el vino y la cerveza, una excepción que ha sido celebrada por el sector hostelero.

El ajuste de los impuestos especiales fue anunciado este viernes por Cristóbal Montoro, quien justificó el aumento asegurando que los impuestos que graban el alcohol se encuentran entre los más baratos de Europa. El último ajuste se produjo en tiempos de bonanza, en 2005.

Con estos ajustes, Hacienda espera ingresar 360 millones más este año por la venta de tabaco y 60 millones más por el alcohol. En el paquete, solicitado por Europa, también se incluye una subida a los aparatos de aire acondicionado, que se encarecerán, en promedio, 5 euros por unidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad