Manuel Añón, José Silveira y Pérez-Nieto, en el consejo consultivo del SabadellGallego

stop

El órgano, del que forman parte varios empresarios gallegos, se reunirá periódicamente para “tomar parte de las decisiones estratégicas del banco en Galicia”

Consejo consultivo del SabadellGallego

01 de abril de 2014 (14:22 CET)

El consejo consultivo del SabadellGallego, marca surgida tras la adquisición del Banco Gallego por parte del Sabadell de Josep Oliú ha celebrado este martes su primera reunión en la sede de la entidad en A Coruña. Se trata de un órgano del que forman parte reconocidos empresarios gallegos que “se reunirán periódicamente y tomarán parte de las decisiones estratégicas que el banco adopte en Galicia”.

En el órgano consultivo están presentes destacados empresarios gallegos como es el caso de Manuel Añón, dueño de Hierros Añón; José Silveira Cañizares, que además de poseer la naviera Elcano, tiene la empresa de remolcadores Remolcanosa y participa en el negocio hospitalario a través de Povisa, en Vigo.

Integrantes

También están presentes en el consejo, el presidente del Grupo Pérez Rumbao y de la Asociación Gallega de Empresa Familiar, Emilio Pérez-Nieto; el presidente del grupo Indukerm, José Luis Díaz Varela; José Fariña Varela, de Mutua Gallega, y el presidente de la Cámara de Comercio de A Coruña, Marcelo Castro-Rial.

El citado consejo está integrado también por el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliú Creus; su consejero director, José Luis Negro y el presidente de SabadellUrquijo, Francisco Vallejo, así como el director general del SabadellGallego, Pablo Junceda.

Añón y Novagalicia

La entrada de Añón en el consejo consultivo del SabadellGallego cobra especial relevancia teniendo en cuenta la particular situación que vive con otra de las entidades de la comunidad: Novagalicia.

El dueño de Hierros Añón demandó al FROB y a Novagalicia debido a la operación acordeón llevada a cabo antes de la inyección de fondos europeos para sanear la entidad y por la que varios empresarios gallegos perdieron un total de 70 millones de euros. Añón fue uno de los más afectados, ya que tenía comprometidos alrededor de 25 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad