Mafo interviene el Banco de Valencia

stop

INYECCIÓN DE 3.000 MILLONES

Redacción

El gobernador del Banco de España, Mafo, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Madrid para informar del proceso de recapitalización
El gobernador del Banco de España, Mafo, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Madrid para informar del proceso de recapitalización

21 de noviembre de 2011 (16:48 CET)

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo), ha intervenido el Banco de Valencia. La entidad integrada en Bankia se ha dejado más del 5% en el parquet madrileño y a las cuatro de la tarde la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV) ha remetido un comunicado en el que suspendía la negociación por “concurrir circunstancias que pudirean perturbar el normal desarrollo de las operaciones”. Poco después, el regulador español anunciaba su entrada en la entidad y ha anunciado que le inyecta 3.000 millones de euros para su reestructuración.

A principios de noviembre ya se suspendió su cotización durante buena parte de la jornada para cifrar las necesidades de capitalización para restablecer su equilibrio patrimonial: más de 600 millones de euros. Fue el BdE quien hizo los cálculos, ya que revisaba sus libros.

Hasta la fecha se ha buscado un comprador privado para evitar la entrada del Frob, pero nadie que querido cubrir el agujero de la entidad. La comisión rectora del fondo de reestructuración ha acordado subscribir capital del banco por un importe de hasta 1.000 millones de euros y otorgarle una línea de crédito de 2.000 millones para asegurar su liquidez.

Mafo ha sustituido a los administradores de la entidad a petición de su consejo y lo intentará estabilizar con el fin de afrontar su posterior enajenación.

Créditos morosos por 521 millones

Las cuentas presentadas mostraban la difícil situación de la entidad. En el primer semestre, el beneficio neto fue de 16,7 millones de euros, un 64% menos que en el mismo período del año anterior. La morosidad se situó en el 6,99%, dos puntos más que en 2010 y en línea con la de Bankia, En los tres primeros meses del año, su capital principal era del 7,36%, aunque no se le exigió llegar al 8%, como a los financieros. Además, acumula una importante exposición al sector inmobiliario, con créditos que sumarían 3.187 millones de euros, de los que 521 son morosos.

La entidad aún estaba negociando su integración total en el seno de Bankia. Fuentes cercanas a Rodrigo Rato señalan al banquero como el principal opositor a su incorporación.

Se convierte en la cuarta entidad que cae por la crisis y es intervenida por Mafo; tras la Caja Castilla-La Mancha (marzo de 2009), CajaSur (mayo 2010) y la CAM (julio 2011). Según datos del BdE, el peso del Banco de Valencia en el sistema español es del 0,74% del total de los activos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad