'Mafo' insiste en la urgencia de la reforma laboral en España

stop

XXVII REUNIÓN CERCLE D'ECONOMIA

Miguel Angel Fernández Ordóñez

03 de junio de 2011 (10:23 CET)

Tres reformas estructurales, tres actuaciones pendientes para salir de la crisis: el empleo, el ajuste de las cuentas públicas y la reestructuración del sistema financiero. Con una actuación decidida en esos tres terrenos, España estaría en condiciones de abandonar la crisis con cierta rapidez. Esa es la tesis defendida por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo), en su intervención en la XXVII Reunión Círculo de Economía que se celebra en Sitges. Y la más importante, la más urgente de todas, es a su juicio la relativa a adecuar el marco legal del empleo en España al de sus socios y competidores europeos. “Sólo España y Suráfrica superan la tasa de paro del 20%, no lo podemos tolerar”, ha señalado categórico.

El gobernador incluso argumenta que quienes dicen que la aplicación de medidas laborales tendrá efectos a muy largo plazo se equivocan: “España se ha alejado tanto de los distintos modelos institucionales del empleo en los países desarrollados que un acercamiento rápido a los mismos podrían tener efectos más inmediatos que en otros países”.

Mensaje a los mercados


En consecuencia, y a la vista de la actual tasa de paro española, Mafo insistió ante el auditorio económico catalán en una tesis que viene defendiendo desde hace años: cualquier reducción de los índices de desempleo, por modesta que sea, “tendría consecuencias muy favorables sobre la confianza interna y externa en la economía española”. “Los mercados saben que si no lo hacemos los problemas serán mayores”, reiteró.

Otro de los mensajes que dejó ante el foro de opinión barcelonés es el relativo a que todas las administraciones públicas se hagan responsables de la necesidad de reducir el déficit público hasta el objetivo del 6% del PIB. En definitiva, los ajustes. “Deberíamos esperar –insistió– que, a partir de ahora, las autoridades autonómicas y locales no retrasen más las decisiones enérgicas de reducción del gasto que son imprescindibles para cumplir con esa meta global”. Sin querer entrar a diseccionar las políticas de ninguna autonomía y sus respectivos ajustes, Mafo señaló que cumplir el objetivo de cerrar el año en el 6% de déficit “es crucial para la credibilidad de España”.

Calmar a los mercados

“El 30 de septiembre la imagen del sistema financiero español se habrá calmado en los mercados”, respondió el gobernador a una de las preguntas del público que le trasladó Josep Piqué, presidente del Círculo de Economía, en nombre de uno de los asistentes. Con esa respuesta, Mafo insistía en el mensaje de que tanto la institución que gobierna como el sistema financiero español en su conjunto han “aprovechado la crisis para hacer un cambio histórico”. De la necesidad, hacer virtud, vino a decir la máxima autoridad financiera española para defender el proceso de reestructuración y recapitalización del sistema bancario que se ha llevado a cabo y que finalizará institucionalmente a finales de este ejercicio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad