Mafo impone a los banqueros que desvelen ya sus retribuciones

stop

NUEVA NORMA

Jorge Chamizo

El gobernador del Banco de España, Mafo, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Madrid para informar del proceso de recapitalización
El gobernador del Banco de España, Mafo, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Madrid para informar del proceso de recapitalización

30 de noviembre de 2011 (19:15 CET)

El rosario de escándalos por las indemnizaciones millonarias en bancos y cajas ha provocado que el Banco de España exija un ejercicio acelerado de transparencia al sector.

El regulador ha impuesto a los consejeros y directivos de la banca que, con fecha tope 30 de noviembre, comuniquen y hagan públicas todas las retribuciones que perciben por todos los conceptos. Además, las entidades tendrán que disponer de un comité de retribuciones que justifique sueldos, bonos, planes de pensiones y otro tipo de emolumentos.

La institución que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo) ha dado un golpe encima de la mesa ante la alarma social que están despertando las indemnizaciones millonarias en el sector, especialmente las que se producen en entidades que han recibido ayudas públicas o han sido intervenidas por el Banco de España. Basta recordar los casos de NovaCaixaGalicia, la CAM, y, en estos días, el de Caixa Penedès.

Criticado duramente desde distintos ámbitos, el supervisor ha acelerado al máximo el paso para intentar poner coto a esas prácticas abusivas y, en muchos casos, legalmente perseguibles.

Con nombres y apellidos

La nueva norma o circular de regulación del sector, que está a punto de publicarse tras ser sometida a consulta pública, se ha adelantado en lo relativo a remuneraciones de administradores y directivos para que las entidades comunicaran a más tardar ayer, 30 de noviembre, todas las gratificaciones que abonan a su alta dirección y la justificación de las mismas, según han confirmado fuentes de la entidad que preside Ordoñez. Después serán publicadas.

El borrador de la nueva norma de la entidad supervisora afirma textualmente que las “entidades” facilitarán al público y actualizarán periódicamente, al menos una vez al año, la información sobre su política y sus prácticas de remuneración, incluidas los salarios y beneficios discrecionales por pensiones de sus administradores, altos directivos, empleados que asumen riesgos y los que ejercen funciones de control. En el momento de elaborar este artículo no estaba claro si la publicación se acompañará de los nombres de cada uno de los perceptores.

Las entidades deberán informar también sobre el proceso decisorio seguido para establecer la política de remuneración, aportando información sobre la composición y el mandato de su comité de remuneraciones y sobre el consultor externo a cuyos servicios se haya recurrido para establecer dicha política.

Información al detalle

Deberán detallar también la conexión entre la remuneración y los resultados de la entidad y la descripción de los criterios utilizados para la consideración de los riesgos presentes y futuros.

En lo relativo al personal de control, bancos y cajas deberán especificar las medidas adoptadas para asegurar que este colectivo sea remunerado con independencia de los resultados de las áreas de negocio que controle;

Asimismo, las entidades detallarán las cuantías de las indemnizaciones por despido concedidas durante el ejercicio, el número de beneficiarios y el importe máximo de este tipo de pagos abonado a una sola
persona.

Comité de retribuciones

Como exigencia adicional, las entidades de crédito españolas cuyos activos totales de sus cuentas anuales de 2010 o 2011 superen el importe de diez mil millones de euros, deberán contar, antes del 31 de marzo de 2012, con un comité de remuneraciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad