Mafo ignora a Salgado y permite los 'superdepósitos' de la CAM

stop

CARRERA POR CAPTAR AHORRO

Jorge Chamizo

El gobernador del Banco de España, Mafo, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Madrid para informar del proceso de recapitalización
El gobernador del Banco de España, Mafo, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en Madrid para informar del proceso de recapitalización

05 de diciembre de 2011 (18:17 CET)

El Gobierno ha decidido incumplir sus propias recomendaciones para permitir a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), entidad intervenida por el Banco de España y gestionada por el Fondo de Reordanción Ordenada Bancaria (Frob), entrar en la guerra de los depósitos ofreciendo rentabilidades del 4%.

El Banco de España y el Gobierno decidieron hace unos meses penalizar este tipo de imposiciones de alto interés por considerarlas peligrosas para la solvencia de las entidades, y por ende para el sistema. Ahora la CAM lanza este tipo de producto para tratar de taponar la sangría de clientes y ahorro que está sufriendo.

Desde hace varios meses, las crecientes necesidades de liquidez de bancos y cajas han provocado una feroz guerra de depósitos que ha disparado la preocupación en el Gobierno y en el Banco de España. Para frenar esa carrera por el dinero, el Ministerio de Economía, a instancias del organismo supervisor de la banca, promulgó una norma que grava los productos remunerados por encima del 3%. Los bancos que los lanzan tienen que realizar, por prudencia y a la vez como mecanismo disuasorio, una aportación extra por ese dinero al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

En su intento por frenar la fuga de clientes y depósitos que está sufriendo la CAM desde que fue intervenida el pasado mes de julio, sus gestores, nombrados por el Frob, han hecho ahora caso omiso de esas recomendaciones de sus mayores y se han lanzado a ofrecer altas rentabilidades en sus depósitos. En concreto, acaban de lanzar uno que ofrece el 4% a un año y el 3% a tres meses.

No en vano, se estima que desde la intervención de la caja alicantina, la fuga de depósitos supera los 4.000 millones de euros. La entidad de ahorros ha declinado comentar los motivos y la estrategia que la han impulsado a lanzar este producto.

La opción pagarés


Para esquivar la norma contra los extratipos, la mayoría de los bancos y cajas han optado por lanzar pagarés de alta remuneración. Se capta dinero pero no se aporta más al FGD. A cambio, este tipo de activos tienen menos garantías legales respecto a los depósitos en caso insolvencia del banco emisor e impago del dinero.

Pero la CAM difícilmente puede lanzar pagarés si tenemos en cuenta que su calificación de riesgo es homologable a la de un bono basura. Mientras tanto, continúa el proceso de venta de la caja alicantina. Con una sola oferta vinculante encima de la mesa, la del Banc Sabadell, la adjudicación se realizará previsiblemente esta semana. El plazo máximo fijado en el pliego condiciones establece como fecha tope el 12 de diciembre.

Condiciones

El depósito de la CAM es uno de los más rentables del mercado. Ofrece a tres meses el 3% de interés, a seis meses el 3,75% y a doce meses el 4%. La inversión mínima son 10.000 euros y la máxima 300.000. El pago de intereses es mensual para el depósito a tres meses y trimestral para los de seis y 12 meses. La cancelación anticipada está permitida sin penalización.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad