Mafo admite haberse podido equivocar

stop

BANCO DE ESPAÑA

Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO) en la sede del Banco de España

08 de junio de 2012 (13:00 CET)

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo), ha reconocido que ha podido equivocarse durante su gestión al frente de la institución. "Yo no puedo decir que el Banco de España, en su tarea de supervisión, no haya podido equivocarse en ocasiones, pero sí puedo asegurar que las decisiones del Banco de España han estado siempre basadas en criterios exclusivamente profesionales", ha asegurado Mafo durante su comparecencia en el Congreso para explicar el informe de 2011 del Banco de España.

Mafo ha resaltado que contar con instituciones reguladoras independientes, como el Banco de España, no garantiza en absoluto que éstas no se equivoquen, "pero con ellas se consigue que las decisiones no estén teñidas de motivaciones políticas coyunturales".

De esta manera, el gobernador saliente del banco emisor se opone a la decisión del PP de bloquear su comparecencia en la Cámara Baja para explicar la crisis de Bankia. Así, el gobernador sostiene que rendir cuentas ante el Congreso "no debería ser sólo una obligación de los reguladores, sino también un derecho".

"La transparencia que proporciona el Parlamento es una ayuda inestimable para salvaguardar la independencia de la institución de posibles interferencias de las autoridades y grupos de interés", argumenta el gobernador.

Políticas activas de empleo

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo) aboga por dar un paso más en la reforma laboral con medidas más ambiciosas en materia de políticas activas de empleo.

Según el informe del Banco de España de 2011, es apremiante un replanteamiento global de las políticas activas de empleo que aumente los incentivos a la búsqueda de empleo e incremente la empleabilidad de los parados. “Es preocupante el alto índice de paro de larga duración”, ha asegurado Mafo.

Más moderación salarial

Por otro lado, el Banco de España considera que el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva ha tenido en lo que va de año un "impacto limitado" en términos de moderación salarial y advierte sobre la necesidad de un "cumplimiento estricto" de sus recomendaciones. "Cabe insistir en la necesidad de que los agentes sociales trasladen de manera efectiva estas recomendaciones a los convenios colectivos actualmente en negociación", ha añadido Mafo.

En este punto, el Banco de España hace otra advertencia y señala que a la vista del comportamiento reciente de la inflación, hay "margen" para que la contención de los costes laborales unitarios "se traslade a los precios con mayor intensidad que la observada hasta la fecha" y se maximicen así los efectos de la moderación salarial.

Doble recesión

El Banco de España también se muestra preocupado por la respuesta que pueda dar la economía española tras haber caído de nuevo en recesión. La institución asegura que la recaída se produce en un momento en el que todavía prosigue el ajuste en el sector inmobiliario, no se ha detenido la destrucción de empleo, el sector privado está inmerso en un complicado proceso de recuperación de la competitividad y desapalancamiento financiero y el bancario en otro de saneamiento, recapitalización y reestructuración, al tiempo que se avanza en un "severo" proceso de consolidación fiscal en un escenario sin crecimiento.

"Estos factores, que han influido en la recaída, condicionan asimismo la salida de esta compleja situación", señala el Banco de España.

A pesar la actual situación, el Banco de España espera que comiencen a apreciarse los primeros estadios de una "recuperación más duradera" en el año 2013, y cree que la recaída es indicativa tanto de la fragilidad de la recuperación anterior como de la intensidad de los elementos que se acumularon en 2011 y "dieron al traste" con la mejora gradual del producto.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad