Luz verde de Bruselas a la compra de Novagalicia por Escotet

stop

La Comisión Europea aprueba la venta al grupo Banesto así como las modificaciones propuestas dentro del plan de reestructuración

Escotet, flanqueado por Javier Etcheverría y Francisco Botas | EFE

20 de junio de 2014 (11:56 CET)

La Comisión Europea ha aprobado este viernes la venta de Novagalicia Banco al grupo venezolano Banesco así como las modificaciones propuestas de su plan de reestucturación por considerar que se ajusta a las normas de la UE sobre ayudas públicas.

"La venta facilitará una resolución ordenada del banco, sin incurrir en ayudas estatales adicionales a NCG o al comprador, y las modificaciones propuestas no ponen en peligro el restablecimiento de la viabilidad a largo plazo de Novagalicia ni aumentan el riesgo de distorsión de la competencia en el mercado único", ha asegurado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Ayudas públicas

Desde 2010, NCG y sus entidades predecesoras se han beneficiado de varias medidas de ayuda estatal. En total, desde 2010 España ha facilitado al banco gallego y sus entidades predecesoras inyecciones de capital por un importe de 9.052 millones de euros y garantías por un valor de 7.703 millones. Los activos transferidos por Novagalicia a la sociedad de gestión de activos (Sareb) ascienden a 10.365 millones.

Las autoridades españolas se comprometieron a vender NCG en el marco del plan de reestructuración original, aprobado en noviembre de 2012. Tras un procedimiento de licitación, Banesco adquirirá NCG, en línea con este plan. La entidad venezolana prevé la fusión de Novagalicia con el Banco Etcheverría, un banco español que ya es propiedad del propio Grupo Banesco.

Fusión con el Etcheverría

En este contexto, las autoridades españolas han notificado a la Comisión algunas modificaciones del plan de reestructuración original al efecto de tener en cuenta la venta de NCG y su proyecto de fusión con el Banco Etcheverría. Y lo que es más importante, se han comprometido a acortar el plazo de reestructuración.

El Ejecutivo comunitario ha llegado a la conclusión de que el plan de reestructuración revisado es, en líneas generales, coherente con los principios del plan de reestructuración original. En concreto, permitirá que NCG recupere su viabilidad a largo plazo gracias a su integración en una entidad de crédito saneada.

"NCG también seguirá cambiando radicalmente su perfil comercial, liquidando sus activos no esenciales y actividades de mayor riesgo y convirtiéndose en un banco regional del norte de España centrado en las actividades bancarias tradicionales", ha explicado la Comisión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad