Los sindicatos de Abanca piden a la Fiscalía que investigue los 'negocios' de Méndez

stop

Hablan de "impunidad" y "pacto de silencio" alrededor de la figura del ex director general de Caixa Galicia tras conocer que concedió un crédito de 10,5 millones a una empresa de la que es socio

Protesta de trabajadores de Novagalicia, ahora en Abanca

en A Coruña, 22 de mayo de 2015 (06:23 CET)

La caída de las cajas gallegas no solo es motivo de conversación en la pugna parlamentaria, sino también entre los trabajadores de Abanca, la entidad heredera de aquel proyecto fallido que surgió de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova. Los sindicatos del banco dirigido por Juan Carlos Escotet, que antes lo fueron de Novagalicia Banco, han mostrado su indignación tras conocer que Caixa Galicia concedió un crédito de 10,5 millones a un grupo hotelero del que era socio fundador su director general durante tres décadas, José Luis Méndez, información desvelada por Economía Digital.

"Desgraciadamente, ya no nos sorprende nada", lamentaba Clodomiro Montero, secretario nacional de la federación de banca de la CIG. "Tengo la sensación de que todo ha sido una tomadura de pelo", insistía José Ramón del Pliego, representante de UGT en Abanca. Los sindicalistas entienden que las cúpulas de las entidades financieras actuaron con impunidad durante el esplendor de las cajas, y esa misma sensación permanece ahora, una vez hundidas, fusionadas, nacionalizadas y vendidas al grupo venezolano Banesco. Por este motivo, piden a la Fiscalía que investigue y actúe.

Pacto de silencio

Montero es claro: "Lo que nos sorprende es que no esté pasando nada, que las denuncias no lleguen a ningún sitio. Desde las preferentes parece que hay un pacto de silencio o un velo de silencio que se mantuvo incluso en la comisión de investigación del Parlamento gallego, que no llegó a ningún sitio", manifestó el representante de la CIG.

El FROB, dueño de NCG durante la etapa de transición tras el rescate de Bruselas, envió a la Fiscalía Anticorrupción nueve operaciones presuntamente irregulares de la entidad. Montero recuerda que nada se sabe de esa investigación. El fondo de rescate bancario no aclaró cuáles eran dichas operaciones, aunque sí que cifró el agujero que generaron en Novagalicia en más de 800 millones.

"Deseamos que Méndez tenga tanta suerte gestionando su dinero como tuvo gestionando el de los otros", zanja Montero.

Y aquí no pasa nada

La indignación se vuelve preplejidad en el estado de ánimo de José Ramón del Pliego, de UGT. "Sólo puede pasar en un país como este que un directivo aproveche su propia entidad para concederse un préstamo (...) Resulta inaudito que no responda en el banquillo". El portavoz de UGT tiene claro que en Caixa Galicia era Mendez quien llevaba el bastón de mando, pero ahora tiene la sensación de que las posibles irregularidades se las lleva el viento, "como si nunca hubiera dirigido una caja de ahorros y como si allí no se hiciese todo lo que ordenaba".

Por eso, dice estar sorprendido de que la Fiscalía no actúe. "Nosotros enviamos documentación sobre Julio Fernández Gayoso (el ex director general de Caixanova) y nunca más supimos nada, se hicieron denuncias y nunca se supo qué pasó con ellas. Y estamos hablando ya de operaciones por las que (Méndez) se concede créditos a sí mismo para enriquecimiento personal... y ahí quedan", concluye.

Las líneas éticas

En la misma línea se pronuncia Xoán Antón Pérez Lema, abogado y miembro de la Asociación de Consumidores y Usuarios de Galicia, Acouga, que nació en defensa de los clientes de preferentes y subordinadas, entre otras funciones. Pérez Lema entiende que "si es cierto que era socio, se sobrepasan todas las líneas rojas de la ética en una entidad que, como caja de ahorros, debería tener un marcado carácter social".

En este sentido, considera que la Fiscalía debería recibir toda la documentación para investigar, pues los hechos "podrían ser constitutivos de una infracción administrativa e incluso podría tener que responder a una acción penal". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad