Los seis grandes bancos españoles están de enhorabuena: disparan el beneficio anual

stop

LA GRAN BANCA ROZA LOS 10.800 MILLONES

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en la junta de accionistas de la entidad

Barcelona, 01 de febrero de 2015 (17:44 CET)

Los seis grandes bancos españoles han conseguido zafar lo peor de la crisis. Así lo indican los analistas, según los cuales el Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular y Sabadell ganaron en conjunto casi 10.800 millones de euros en 2014, un 36 % más debido a la mejora del negocio y las nuevas exigencias contables, que les han obligado a corregir a la baja las cuentas de 2013.

Por el momento, Caixabank, el Sabadell y Banco Popular son los únicos que han presentados sus resultados anuales. La entidad que preside Isidro Fainé logró aumentar el 96,3 % su beneficio neto de 2014, al ganar 620 millones gracias a las menores provisiones y la reformulación contable. Eso sí, la actividad inmobiliaria generó unas pérdidas netas anuales de 1.148 millones.

El Banco Sabadell, por su parte, ganó 371,7 millones en 2014, el 50 % más mientras que el Banco Popular alcanzó los 330,4 millones, el 31,4 % más, a tenor de las cuentas publicadas la semana pasada.

Pendientes del Santander, Bankia y BBVA

Falta por conocer las cuentas de Bankia, BBVA y Santander, pero los analistas consultados por Efe estiman una mejoría adelantada. Es el caso de la entidad que presiden Ana P. Botín, que volvió a ser en 2014 el grupo que obtuvo un mejor resultado, con un beneficio de unos 5.800 millones, que supera en algo más del 30 % al del año anterior.

El BBVA presentará unos resultados cuyo beneficio rondará los 2.693 millones, casi el 21 % más que en 2013. Los analistas también coinciden en que Bankia mejoró considerablemente sus resultados, al ganar unos 968 millones en 2014, un 89 % más.

Sin embargo, para conocer las cifras oficiales del grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri habrá que esperar algunos días más, ya que la entidad ha pospuesto la presentación de sus cuentas por la falta de decisión del FROB sobre cómo se debe hacer frente a las reclamaciones por la vía civil de los minoritarios que participaron en el debut bursátil.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad