Los puertos gallegos zanjan la crisis y vuelven a crecer por encima del 2%

stop

Vigo es el único incapaz de incrementar sus tráficos pese al récord en pesca y contendores

En el acto se iba a presentar el proyecto de Plan Estraté

A Coruña, 09 de febrero de 2015 (03:56 CET)

Los puertos gallegos han dejado definitivamente atrás el nefasto cierre de 2013 y se han asomado al nuevo año retomando la senda del crecimiento. Las radas que forman parte de la red de Puertos del Estado han aumentado sus tráficos desde el 2,19% de A Coruña hasta el 4,4% de Ferrol, unas instalaciones que están registrando cifras históricas. La única excepción es Vigo, que pese a situarse como referente gallego en contenedores y alcanzar su mayor cota en pesca, retrocede un 2,3% en movimientos de tráficos.

Aunque la tendencia mayoritaria es al alza, que uno de sus muelles de referencia pierda fuelle es una mala noticia para la comunidad. En los diez primeros meses del año pasado, los puertos gallegos ya apuntaban a la mejoría, pero la recuperación era mucho menos visible que en el conjunto del estado. El tráfico de mercancías crecía en Galicia un 1% cuando el incremento del conjunto de las comunidades se situaba en una media del 5%. Es una tara clave, pues indica que la comunidad pierde peso en la red estatal y, por tanto, capacidad de atracción de nueva actividad. Será cuando Puertos del Estado publique los datos definitivos cuando se pueda realizar una nueva comparativa.

A Coruña, entre el centollo y el carbón

El puerto de A Coruña ha dado la vuelta a las cifras y se ha recuperado de una caída del 13% en los tráficos de 2013 para volver a crecer un 2,19%. Movió 11,9 millones de toneladas de mercancía, sumando graneles, mercancía general, pesca fresca y otros tráficos, y se consolidó como la primera lonja de Galicia en ventas de pescado fresco y marisco. Es este uno de los datos más destacados, alcanzando 56.473 toneladas de pesca fresca, un 24,17% más.

La otra variable que dio un salto hacia delante fue el tráfico de graneles sólidos, empujada fundamentalmente por el movimiento de carbón, que pasó de 783.000 a 1,1 millones de toneladas. También subieron los productos agroalimentarios como el trigo, la cebada o el maíz. En conjunto, los graneles sólidos superaron los 4,3 millones de toneladas, con un incremento del 16,8%.

A la baja fueron los graneles líquidos, que cayeron un 4,6%, a causa de una menor actividad en la refinería de Repsol; y también descendió el tráfico de mercancía general, vinculado a la industria de la madera y a la siderúrgica.

La remontada no llegó a tiempo en Vigo

Aunque la foto finish deja en evidencia que el puerto vigués cierra otro año en negativo, lo cierto es que se recuperó en el sprint final hacia la meta. En los seis primeros meses de 2014 sus tráficos caían un 6% y a final de año el descenso se queda en un 2,3%. La reducción en el movimiento de automóviles, madera y granito han perjudicado su balance.

La mercancía general cayó un 2,3%, los graneles líquidos casi un 20% y la pesca fresca se mantuvo prácticamente igual. Si sumamos a este dato las conservas y congelados, las instalaciones olívicas logran su récord en lo que se denomina pesca para consumo, con más de 865.000 toneladas. 

Este uno de los datos más positivos. También lo es que Vigo se mantenga como referente en tráfico de contenedores. Registró un récord histórico en el capítulo de importación de mercancía movida en contenedor por grúa con más de 2.162.000 toneladas en 2014, lo que supone un incremento del 4% respecto al ejercicio anterior. Pero en los datos globles hay algunas sombras. El número de contendores descendió un 3,8% y los TEUS cayeron un 2,1%.

El Ferrol de los récords

El puerto de Ferrol es el referente en cuanto a movimiento de mercancías. Superó en 2014 los 13 millones de toneladas, situándose por encima de A Coruña. La cifra de 13 millones de toneladas sólo se ha superado dos veces en la historia, en 2012 y ahora en 2014.

En el tráfico de mercancía general destacó el acero, con más de 400.000 toneladas mientras que en los graneles sólidos, lo hicieron la bauxita y el carbón, que creció un 18,0% respecto a 2013.

Marín-Pontevedra, cuatro años después

El puerto de Marín y Ría de Pontevedra cerró 2014 con un crecimiento del 3,14% en sus tráficos, acariciando los dos millones de toneladas movidos. El crecimiento se produce tanto en la mercancía general (3,3%) como en los graneles sólidos (2,9%). Se trata del mejor resultado en volumen de mercancías desde el año 2010.

En cuanto al Puerto de Vilagarcía, todavía no ha hecho públicas las cifras finales de 2014 aunque todo apunta a que crecerá. Hasta noviembre, los tráficos habían aumentado un 3,7% con relación al mismo periodo del pasado año, rozando la cifra de 920.000 toneladas. Los graneles sólidos se habían disparado un 80% gracias al movimiento de cemento, y cereales, entre otros. También se espera que aumente la mercancía general por el buen comportamiento de la pasta de papel, el tablero y la madera, piezas clave para las instalaciones. El incremento en los contenedores subía un 4% en noviembre.

345.000 cruceristas

La apuesta por los cruceros también sigue su curso en Galicia. Sumando los visitantes que llegaron a Vigo, A Coruña y Ferrol en este tipo de buques se alcanza la cifra de 345.000 personas. Más de 129.000 tocaron tierra en las intalaciones portuarias coruñesas, 176.019 en Vigo y otras 40.000 en Ferrol.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad