Oficina de la agencia Standard and Poor's (S&P)

Los mecanismos bancarios comunes de la UE provocan bajadas en el 'rating' de las entidades

stop

EL TEMOR A LOS RESCATES

en Madrid, 21 de diciembre de 2014 (19:32 CET)

El nuevo mecanismo bancario común en la Unión Europea que intenta evitar que las entidades bancarias sean rescatadas con dinero de los contribuyentes, ha ocasionado una rebaja en la calificación por parte de las agencias de rating de la mayoría de entidades europeas y de todas las entidades españolas.

Los sistemas de evaluación de las agencias de riesgo han dejado de utilizar la valoración extra por la capacidad de los estados para rescatar las entidades. La supresión de la valoración adicional obedece a la futura aprobación de un nuevo sistema que establece que los bancos deben reservar el 8% del pasivo para hacer frente a posibles situaciones de dificultades.

Decimales, no enteros


En previsión de los cambios, Standard & Poor's (S&P) ya ha puesto a todas las entidades españolas en previsión negativa. No se trata de grandes bajadas, es decir, de números enteros sino de decimales. Han perdido algunas unidades de lo que se conoce en el argot de calificación de riesgo como los notch.

"Las entidades españolas podrían perder entre uno y dos notch pero eso no tendrá consecuencias sustanciales en su valoración final", explica Jesús Martínez, director de la agencia S&P para el norte de Europa.

Los futuros rescates


Las futuras inyecciones de capitales o rescates europeos deberán ser asumidos por los accionistas y bonistas de la entidad. Serán ellos, y no los contribuyentes quienes deberán hacerse cargo por adelantado para cubrir el 8% del capital y de los activos exigibles.

Pese a ello, las agencias de calificación de riesgo niegan que el nuevo sistema sea más incierto e inseguro porque –aseguran— cuenta con más garantías internas para afrontar una situación de insolvencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad