Los ex dirigentes del BPA demanda a la autoridad andorrana que los cesó

stop

BANCO INTERVENIDO

De izquierda a derecha, Ramon Cierco e Higini Cierco, los dueños de BPA, y el consejero delegado encarcelado, Joan Pau Miquel

en Barcelona, 13 de abril de 2015 (14:20 CET)

Los hermanos Cierco y el resto de los miembros del consejo de administración del BPA que fueron cesados de sus cargos por la autoridad financiera andorrana han presentado una demanda contra ésta por entender que las medidas adoptadas el 10 y el 11 de marzo han comportado graves daños para ellos, los clientes y la entidad.

En la demanda, presentada ante la sección administrativa del Tribunal de Batlles (primera instancia judicial andorrana), se alega que el expediente se inició de manera precipitada y sin la necesaria fundamentación jurídica, por lo que solicitan su nulidad y retomarlo en la fase inicial, con la consiguiente reincorporación de los consejeros cesados provisionalmente de sus funciones.

No había motivos para la urgencia


Además, los demandantes no coinciden con la urgencia de las medidas, dado que los hechos que las motivan --tres asuntos vinculados a clientes de BPA que estarían acusados de presunto blanqueo de capitales-- estaban en manos de la justicia desde hacía años.

La demanda recuerda que en los días previos a la intervención de la INAF, la situación de solvencia y liquidez de BPA se encontraba muy por encima de lo exigido por la regulación (10% de solvencia y un 40% de liquidez), ya que su ratio de solvencia se situaba en el 18% y el de liquidez en el 60%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad