Los errores públicos cuestan 48.000 millones de euros al contribuyente

Los errores públicos cuestan 48.000 millones de euros al contribuyente

Competencia anuncia que aumentarán los controles de los concursos públicos, cuya falta de rigurosidad generan unos fabulosos sobrecostes al Estado cada año

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la falta de competencia en los concursos públicos supone un agujero a los contribuyentes de más de 48.000 millones de euros cada año, y por ello ha emprendido una campaña para que las administraciones públicas puedan verificar que las licitaciones se realicen correctamente.

El objetivo final de la campaña es detectar "indicios de cualquier tipo de comportamiento anticompetitivo de las empresas oferentes en los concursos", que según la CNMC, "incrementan injustificadamente el coste de provisión de bienes y servicios públicos".

Esta iniciativa surge porque Competencia ha detectado y sancionado manipulaciones de licitaciones en todos los sectores, por lo que ha decidido "intensificar" la persecución de acuerdos entre empresas en el ámbito público.

Las pautas que pueden alertar de un contrato amañado están recogidas en una lista publicada por la CNMC, y entre ellas se encuentran la existencia de un reducido número de licitadores, incoherencias en las ofertas o similitudes en las propuestas con poca justificación.

La CNMC investigará posteriormente estos indicios aportados por la Administración "de manera confidencial" para analizar posibles manipulaciones. Las personas o empresas que detecten irregularidades también pueden aportar información de manera anónima.

Economía Digital

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad