Los directivos de Abanca cobran tres veces menos que los gigantes del sector

stop

Entidades como BBVA, Caixabank o el Santander remuneran a sus directivos con sueldos que, en el peor de los casos, duplican a los que percibe la alta dirección de la entidad gallega

Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Javier Etcheverría durante la presentación de resultados de Abanca

en A Coruña, 26 de agosto de 2015 (23:11 CET)

Abanca es una entidad pequeña en comparación con los gigantes del sector, pero sus empleados desempeñan la misma labor que la que puede realizar un trabajador del Banco Santander, del BBVA, de Caixabank o del Popular, propietario del Pastor. Sin embargo, la alta dirección de estos gigantes percibe de media unas retribuciones que en algunos casos llegan a quintuplicar la del banco gallego.

El pasado mes de julio, las entidades financieras presentaron ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores sus resultados del primer semestre, en los que figuran las retribuciones a los directivos de cada una de ellas. En el caso de Abanca, en los seis primeros meses esta partida superó ligeramente los dos millones de euros que, si se dividen entre los 13 miembros que formaban a 30 de junio la alta dirección de la entidad, sale que cada uno de ellos cobró aproximadamente 154.000 euros en el período.

Poderío de los grandes

Caixabank, repartió en el mismo espacio de tiempo 4,38 millones de euros entre sus diez altos directivos, a los que habría que sumar las dietas por representación en los diferentes consejos de administración en los que tiene presencia la entidad. En cualquier caso, haciendo un reparto igualitario, el resultado triplica lo que percibe un directivo de Abanca.

En el BBVA, la retribución en el primer semestre para sus 18 miembros de alta dirección fue de 9,1 millones de euros, a los que se suman otros 250.000 en especie. En total, 520.000 euros de media en tan solo medio año. El Santander, por su parte, repartió entre sus directivos más de 15 millones de euros, lo que los convierte en los mejor pagados del sector.

Competitividad

Las entidades también miran por la competitividad de sus negocios y, en este sentido, han decidido simplificar sus órganos de dirección. Así, el Santander cerró el 2014 con 8 directores generales menos. Caixabank, por su parte, redujo las retribuciones con respecto al mismo semestre del año en cerca de dos millone de euros, al tiempo que recortó de doce a diez el número de directivos.

En el caso de Abanca no se puede realizar la comparativa con el mismo período del año anterior, en las que las retribuciones supusieron un desembolso de 1.138.000 euros. Fueron entonces 20 personas a repartir, de las que solo 5 estuvieron la totalidad del periodo. El resto formó parte de la directiva entre cinco días y un máximo de cuatro meses. El motivo, que en esos seis primeros meses de 2014 se produjo el cambio en la dirección del banco tras la adquisición de la participación del FROB por parte de Banesco, convirtiendo a Juan Carlos Escotet en su primer accionista.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad