Los desahucios repuntan en Galicia en el último trimestre del año

stop

Plataformas de afectados y sector inmobiliario creen que los alzamientos se dispararán a partir de octubre

Protesta contra los desahucios / EFE

14 de octubre de 2013 (04:16 CET)

El drama de perder la vivienda es difícilmente reducible a cifras. En Galicia, los órganos judiciales ejecutaron 693 sentencias de desahucio en el primer semestre del año. Una cifra abrumadora. Pero con la calculadora en la mano, hay razones para pensar en una mejoría. Según los datos del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, los lanzamientos --el proceso por el que la comitiva judicial se desplaza a un domicilio o un local para comprobar que se materializa el abandono del mismo-- se redujeron en el primer trimestre algo más de un 15% (447 frente a los 527 del mismo periodo de 2012).

Se interpretó la señal como una victoria de la presión social, que hizo a algunos bancos echarse atrás en los procesos de ejecuciones hipotecarias debido a la mala imagen generada. Pero ahora son varios colectivos los que alertan de un nuevo repunte en los desahucios.

Presión social atemperada


Numerosas inmobiliarias consultadas por este medio aseguran que, aunque todavía tímido, se está notando un incremento en los lanzamientos. “El año pasado hubo un descenso, debido sobre todo a la presión social que hizo que los bancos se echasen un poco hacia atrás, pero esa presión ha disminuido, por lo que los alzamientos están reproduciéndose de nuevo”, comentan.

En la misma línea, Héctor Tejón, miembro de la Plataforma Stop Desahucios en A Coruña cree que a partir de este mes de octubre se intensificarán los desahucios, después de un periodo de parón prácticamente total entre los meses de julio y septiembre. El pronóstico de Tejón marcaría una dinámica muy similar a la del año pasado, en el que los desahucios se dispararon un 27% en el último trimestre del año, hasta cerrar 2012 con 3.511 lanzamientos.

El papel de la Agencia Tributaria

También sobre la efectividad de la presión social caben matices. En la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), recuerdan que los bancos “no son las únicas entidades que están realizando alzamientos. El volumen de bienes embargados de la Agencia Tributaria, por ejemplo, cada vez se eleva más”.

Hasta hace cuatro o cinco años, estos bienes embargados acababan recolocándose en subastas. “Eran adquiridas por los denominados subasteros, que luego las comercializaban, pero ahora mismo, esa figura está casi desaparecida porque no hay salida comercial”, explican en Fegein.

Vigo, a la cabeza

Los datos del TSXG no sirven para realizar un balance ajustado, ya que no computan los casos en el que el afectado abandona el inmueble y lo comunica, sino aquellos en los que la comitiva judicial se desplaza para ejecutar la sentencia. En todo caso, sirven para dar una idea del importante número de ejecuciones que se sigue produciendo.

En el cómputo del primer semestre, el número sigue siendo significativo, sobre todo en partidos judiciales como el de Vigo, con 288 lanzamientos recibidos y un total de 228 con "cumplimiento positivo". Le siguen el de A Coruña, con 212 y 152, respectivamente, y el de Ourense con 98 recibidos y 81 que se han podido llevar a cabo.

Después se sitúan el partido judicial de Ferrol, con 82 recibidos y 66 cumplidos; Lugo con cifras similares, 80 en un caso y 67 en otro y, finalmente, el partido judicial de Pontevedra con 58 y 47, respectivamente.

El total es de 880 ejecuciones de sentencias de desahucio, en las que se logró un "cumplimiento positivo" en 693.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad