La OCDE prevé que España crezca más de lo previsto. En la imagen, una planta de producción de coches. EFE/ED/archivo

Los consumidores empujan el PIB aunque afloran nuevos lastres

El PIB de España crece el 0,9% entre abril y junio gracias al aumento del consumo

La economía española avanza en el segundo trimestre del año. El producto interior bruto (PIB) creció el 0,9% entre abril y julio gracias al aumento del consumo. La única mancha la genera el freno en la inversión y las exportaciones, que rebajan el crecimiento en tres puntos porcentuales.

En comparación interanual, la economía creció el 3,1%, de los que 2,4 puntos porcentuales --una décima más que en el trimestre precedente- fueron aportados por la demanda nacional. El resto, por la demanda externa.

De este modo, el empleo y el consumo aumentaron el 0,9% y el 0,7%, respectivamente. Ambos suman tres décimas más que en el trimestre precedente.

La inversión y las exportaciones frenan su crecimiento hasta porcentajes inferiores al 1%

Lastres del PIB

Sin embargo, la inversión se desaceleró en 1,3 puntos al crecer sólo el 0,8%. El freno llega debido a la caída de la inversión en bienes de equipo, que caen del 3,5% al 0,5%. Un camino que está en consonancia con la producción y facturación industrial y de comercio.

El otro lastre es la demanda exterior. Las exportaciones aumentaron el 0,7% después de que en el trimestre precedente lo hicieran al 3%. La ralentización fue compensada por la caída del 0,2% de las importaciones, que en los tres meses anteriores subían al 3,1%.

Economía Digital

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad