Varios afectados se manifiestan en la puerta de una casa desahuciada. EFE

Los bancos que se pueden permitir la dación en pago y los que no

stop

DESAHUCIOS

02 de noviembre de 2012 (20:27 CET)

Los desahucios pueden salvarse más fácilmente si la hipoteca está en una entidad solvente. Cuando el préstamo se firmó con una caja o banco metida en problemas de capital, las complicaciones para encontrar alternativas a una mala racha financiera se reducen drásticamente hasta desencadenar dramas personales.

La reivindicada dación en pago se da en unos casos, pero en otros no. ¿Por qué? Las entidades de mayor tamaño tienen la capacidad financiera e independencia suficiente para absorber contra resultados las alternativas al desahucio, ya sea alargar plazos, reducir diferenciales o aceptar la entrega de llaves para transformar el préstamo hipotecario en un alquiler social. Pero sobre todo intentan evitar a toda costa que el quiste de ladrillo incrustado en balance crezca más de lo asimilable.

Distintas alternativas


BBVA, la entidad que preside Francisco González, lo tiene claro: prefiere renunciar a las ganancias. “No nos gusta ver sufrir a nadie gratuitamente”, asegura el consejero delegado, Ángel Cano. El banco pierde 500 millones en España debido a las provisiones que les exige la normativa para cubrir la hipotética mora así como la pérdida de valor de su cartera inmobiliaria, que alcanza las 40.000 viviendas.

El segundo banco español por tamaño ha evitado 110.000 casos de desahucio desde que comenzó la crisis en 2010, es decir, el 90% de los hipotéticos impagos, informa la entidad. BBVA ofrece varias alternativas antes de llegar a la estación final. La entidad se ha concentrado en echar un cable a los clientes que han puesto la venda antes que la herida. Los casos salvados corresponden a los clientes que han avisado con antelación sobre el deterioro de sus finanzas personales.

Incluso ha dado un paso más. BBVA ha ampliado el abanico de posibilidades con las propuestas, “en muchos casos imaginativas”, explica Cano, que proponen los clientes. La preocupación de algunas cajas y bancos por el problema del desahucio es tal que prioriza escuchar al usuario afectado antes de ejecutar la hipoteca.

Los políticos buscan soluciones

El drama de los desahucios ha llegado hasta tal punto que incluso los políticos comienzan a tomarse en serio este problema social. Por un lado, el Gobierno ha creado un grupo de trabajo entre varios ministerios para buscar algún tipo de solución. Por otro, el PSOE ha presentado una proposición de ley para "parar de una vez por todas" estas actuaciones. También pedirá la moratoria para frenar los desahucios de forma urgente.

De momento, cada partido va por su barrio, mientras se espera que haya una solución consensuada por todas las fuerzas políticas y sociales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad