Los agricultores lideran la destrucción de empleo autónomo 

stop

En los tres primeros meses del año Galicia perdió casi 1.500 trabajadores por cuenta propia. El sector agrícola fue el más castigado junto con la construcción 

17 de abril de 2012 (23:04 CET)

Durante el mes de marzo, el número de trabajadores autónomos de Galicia experimentó un leve aumento del 0.1%. Un dato pequeño si se tiene en cuenta que en los tres primeros meses del año la comunidad ha perdido casi 1.500 trabajadores de esta categoría. Los sectores más castigados en la comunidad han sido los primarios, especialmente el de la agricultura.

El dato no sorprende. Casi desde el inicio de la crisis, los sindicatos agrícolas vienen denunciando la profunda crisis endémica que sufren. Tanto desde el sector cárnico, como desde el lácteo, critican la falta de ayudas institucionales, tanto del Gobierno autonómico como desde el central, así como las directrices que se les marca desde Bruselas.

Crisis y sequía

Además, en este inicio de año la sequía ha despertado la alarma de los agricultores gallegos, que se ven obligados a la compra de forrajes fuera de la comunidad, encareciendo mucho la producción.

“A todo esto hay que sumarle la forestación ilegal de tierras agrícolas para beneficiar a las grandes empresas. Una práctica que se está llevando a cabo con la permisividad del Gobierno gallego y que hace que los ganaderos vean reducidos los pastos de sus animales, con lo que tienen que buscar la compra de los forrajes”, explica Lidia Senra, la secretaria general del Sindicato Labrego Galego.

Menos camiones en la carretera

El segundo sector en cuanto a la destrucción del empleo autónomo es el de la construcción. Estos datos se hicieron públicos el mismo día en el que dos asociaciones de fabricantes y vendedores de vehículos revelaron que las ventas de vehículos industriales en la comunidad cayeron en más de un 50%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad