Los afectados por las preferentes toman A Coruña

stop

Más de 6.000 participantes según la organización recorrieron las calles de la ciudad herculina demandando una solución a Novagalicia Banco y a la propia Xunta de Galicia

Sede de NGB en A Coruña durante la manifestación

02 de junio de 2012 (16:02 CET)

Hasta el momento, la mayoría de las protestas de los afectados por la emisión de participaciones preferentes tenían lugar en el sur de Galicia. Aunque se sabía que A Coruña era el otro gran foco de afectados, las movilizaciones eran mucho menores, y también menos efectistas. Hasta este sábado. Miles de afectados llegados de toda Galicia recorrieron las calles de la ciudad herculina clamando por una solución. Exigían respuestas a Novagalicia Banco y al propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

La manifestación comenzó a las once y media de la mañana. Las plataformas organizadoras cifraban en 6.000 el número de participantes mientras que la Policía Local de A Coruña se quedó sin aportar datos. El ambiente estaba caldeado. Tanto que la mayoría de los manifestantes llevaba tapones en los oídos. Llegados de todas las partes de Galicia a A Coruña estaban dispuestos a hacer mucho ruído. Con pancartas como “No más corralito” o “Manos arriba esto es un atraco”, los afectados por la emisión de participaciones preferentes reclamaban una solución.

Bocadillos de chorizo delante de la casa de Castellano


No solo se lo pedían a los responsables de Novagalicia Banco. También exigían a la Xunta de Galicia un movimiento claro. “Feijóo tiene que escuchar nuestras reivindicaciones, que las elecciones están al caer”, avisaban algunos manifestantes de edad avanzada que, aseguraban estar pasando “verdaderos apuros económicos” al no poder acceder a sus ahorros “de toda la vida”.

Tania Pereira, una de las portavoces de la plataforma de afectados de Ourense, reclamó al presidente Feijóo “que escuche las protestas” para que vea “que son muchos los afectados”. “Queremos que se nos devuelva el dinero que se nos quitó por medio de un fraude”, insistió.

La manifestación partió de la plaza de Ourense, recorrió A Coruña y acabó en la plaza de Azcárraga, cerca vivienda del presidente de NGB, José María Castellano. Era la hora de comer, y el menú estaba decidido de antemano: un bocadillo de chorizo.

Casos desesperados

Muchos de los manifestantes eran personas mayores dispuestas a contar el “fraude” en el que habían caído. Estaba MariCarmen por ejemplo, que con lágrimas en los ojos, explicaba como se ha quedado sin 129.000 euros, después de 30 años trabajando en Suíza con su marido. Ahora, después de una operación en el brazo, se ve incapacitada para trabajar, y lo que sería un retiro ansiado en Galicia se ha convertido en una pesadilla.

José también cuenta su experiencia. Quiso meter el dinero de un piso vendido en una cuenta. “Una que me diese dinero, pero que pudiese coger los ahorros cuando me hicieran falta. Cuando después de un año fui a retirar lo ingresado porque me parecía que ya habría vencido el tiempo, me dijeron que no podían darme nada”.

Huevos y petardos en las oficinas

La desesperación de los cientos de afectados provocó momentos de tensión, como cuando tiraron petardos y huevos a la oficina central de NGB, en la plaza de San Andrés. A pesar de los huevos, los rótulos de Novagalicia continuaron impasibles, a la espera de ser limpiados.

Cuando los manifestantes continuaron su marcha llegó el servicio de limpieza. Algunos de los rezagados los increparon. Los trabajadores se encogieron de hombros. “¿Qué quieren que haga?”.

Participación de la oposición

La gran manifestación de los afectados por las preferentes contó con presencia de los grupos políticos de la oposición. Representantes del PSOE y del BNG acompañaron a los sufridos ahorradores (se estima que hay cerca de 100.000 en toda Galicia).

El candidato a la Xunta por el BNG, Francisco Jorquera, instó a la Fiscalía General del Estado a actuar “de una vez”. Según el nacionalista es necesario compaginar “la vía civil y la penal” ya que, “no se puede descartar ninguna”.

“Hay 23.000 millones de euros para Bankia pero no hay dinero para solucionar esta estafa masiva”, se preguntaron varios cargos nacionalistas.

Por su parte, los diputados socialistas Francisco Rivera y José Luis Méndez Romeu explicaron que "la solución pasa por que el señor Núñez Feijóo salga en defensa de los ciudadanos que están atrapados en este corralito", a quien han acusado de "huir de la realidad".





 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad