Los aeropuertos gallegos dependen de tres aerolíneas y dos destinos

stop

Los vuelos a Madrid y Barcelona suponen el 64% del tráfico, que operan mayoritariamente Ryanair, Iberia y Vueling

Aeropuerto de Peinador

15 de septiembre de 2013 (04:13 CET)

Más rutas y más aerolíneas en una estrategia que emplaza al aeropuerto de Santiago como puerta de entrada del turismo a Galicia, y a Peinador y Alvedro como centros para los viajes de negocios. Esa es, en líneas generales, la propuesta de los técnicos de Fomento para coordinar el sistema aeroportuario gallego, que acaba de recibir un nuevo golpe en su línea de flotación. Las terminales perdieron 224.000 pasajeros hasta agosto en relación al mismo periodo del año pasado, lo que supone un 5,3% menos de viajeros en Lavacolla, un 6% menos en Alvedro y un 19,3% menos en Peinador.

El plan de coordinación del ministerio, que se presentó el pasado lunes, tiene como punto de partida el análisis de los tres aeropuertos gallegos en base a los datos del último año. En el diagnóstico llama la atención la predominancia de viajeros residentes en España frente a los extranjeros. El tráfico doméstico supone un 87% de los pasajeros. Viajan fundamentalmente a Madrid y Barcelona (un 64%). Y reservan sus vuelos en Ryanair, Iberia y Vueling. Solo Air Europa parece es una alternativa en la terminal viguesa de Peinador.

Ryanair y Lavacolla

En Santiago, la terminal que mejor está aguantando la caída de pasajeros, los vuelos a Barajas y el Prat suponen la mitad del tráfico del aeropuerto, según los datos de Aena, a pesar de la caída de las operaciones con la terminal madrileña (un 22,4% menos en 2012 respecto al año anterior).

El 50% de los viajeros que pasó por las instalaciones compostelanas reside en Galicia, cifra que se eleva hasta el 86% si se contabilizan los pasajeros residentes en España. La mayoría realiza sus viajes por ocio (un 65%).

Entre los datos que apunta el informe de Fomento destaca la hegemonía de Ryanair, la low cost irlandesa que multiplicó por cuatro el número de pasajeros en un lustro. Pasó de transportar desde Santiago 250.000 viajeros en 2007 a 1,1 millones en 2012. Con este crecimiento, la aerolínea que preside Michael O'Leary abarcó el último año la mitad de la cuota de mercado de Lavacolla. Ryanair negociará con la Xunta la renovación de las ayudas por operar desde la capital gallega. El convenio actual finaliza este año.

El aeropuerto de Santiago perdió más de 81.000 pasajeros hasta agosto, marcando un 5,3% inferior a la del mismo periodo de 2012.

Alvedro conexión Madrid


El aeropuerto coruñés registra una mayor dependencia de los vuelos a Barajas. Suponen algo más del 60% del tráfico de la terminal. Junto a los enlaces con Barcelona, el porcentaje se elevó en 2012 al 83%. Iberia y Vueling, las dos compañías integradas en International Airlines Group (IAG), suman un 86% de la cuota de mercado de Alvedro, según los datos de Aena.

Esta proporción cambiará presumiblemente este año. El regreso de Air Europa a la terminal coruñesa desde comienzos de junio incrementó en 26 vuelos a la semana la oferta de desplazamientos a Madrid. La aerolínea de Globalia mantendrá las frecuencias durante la temporada invernal, mientras que Iberia aumentará el número de vuelos a Barajas de 29 a 33 a partir de octubre.

Alvedro perdió hasta agosto 48.000 pasajeros, marcando un descenso del 6% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Peinador, en caída libre

Peores son los datos de la terminal viguesa. Ha perdido 94.000 pasajeros hasta agosto, una caída del 19.3% respecto al mismo periodo de 2012. Ese año, según los datos de Aena, el tráfico descendió un 15%.

Según el diagnóstico de Fomento, el 82% de los viajeros volaron el pasado año hacia Madrid o Barcelona. Peinador registra, como Alvedro, una acusada dependencia de usuarios residentes en el estado, que suponen un 89% de los pasajeros. Entre Iberia y Vueling, se sitúa Air Europa, la segunda compañía en cuanto a operaciones en la terminal viguesa. Entre las tres acapararon el 77% de la cuota de mercado en 2012.

El informe destaca que el tráfico hacia Madrid y Barcelona se ha desplazado desde Vigo y A Coruña hacia las terminales de Santiago y Oporto. Básicamente, debido a los precios. El coste de un billete a Madrid desde Vigo comprado con una semana de antelación cuesta un mínimo de 184 euros, según el informe. Partiendo de Santiago, el precio se reduce a 60 euros, y desde Oporto, a 41 euros.

Volar a Barcelona cuesta de media 222 euros en Alvedro, mientras que viajar desde Lavacolla cuesta 79 euros y desde Oporto 41 euros.

Soluciones

Lo que propone Fomento es conocido. Emplaza a Santiago como ”puerta de entrada al turismo en Galicia”, y recomienda a Alvedro y Peinador que desarrollen el tráfico de negocios.

En A Coruña y Vigo aconseja incrementar la competencia entre aerolíneas, ampliar frecuencias y horarios e incorporar nuevos vuelos transversales domésticos. En definitiva enfocarse en las rutas estatales dejando los vuelos internacionales para Santiago. Peinador conservaría un enlace con París y Alvedro con Londres.

En Santiago, en cambio, Fomento aconseja elevar hasta 20 las rutas internacionales, que ahora son nueve.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad