Los accionistas aceptan el reto de CaixaBank: aumentar la cuota de mercado un 50%

stop

BANCA COMERCIAL

Isidro Fainé y Juan María Nin / Foto: Andreu Dalmau

12 de mayo de 2011 (13:25 CET)

El próximo 1 de julio, CaixaBank empezará a operar con un gran reto que tiene que cumplir “en 5 o 6 años. Aumentar la cuota de mercado un 50% hasta el 15%”, en palabras de su presidente, Isidro Fainé. En la última general de accionistas de Criteria, que ha tenido lugar este jueves, los propietarios de la entidad catalana han dado luz verde a la estrategia de crecimiento y al cambio de activos entre el nuevo vehículo financiero del grupo La Caixa y la sociedad que agrupa a las participadas.

“Las podríamos poner en CaixaBank, pero a los mercados no les gusta tanto peso industrial en un banco”. Así ha argumentado Fainé que pasen a manos de CaixaHolding el 36,64% de Gas Natural Fenosa; el 24,61% de Abertis; el 24,03% del grupo Agbar; el 50% de Port Aventura Entertainment y el 100% de Mediterránea Beach & Golf Community. Eso sí, la permuta avalada por los accionistas no incluye el 5,01% de BME, el 12,81% de Repsol YPF y el 5,02% de Telefónica. Todas estas inversiones se quedarán en CaixaBank, igual que la actual cartera financiera de Criteria: seguros e inversiones en servicios financieros especializados y banca internacional.

Con los activos anteriores ya se cubren los que lastran el balance: los de Servihabitat. Fainé ha defendido que la sociedad inmobiliaria “no es un bad bank, es un negocio inmobiliario que va a tener su ciclo”. Pero el punto de equilibrio de esta parte de negocio se consigue por otra vía, que el vicepresidente de la entidad, Juan María Nin, ha puesto encima de la mesa: “CaixaHolding tiene activos (Agbar, Abertis, etc...) que generan caja para pagar el crédito de Servihabitat”. Además, el consejero delegado de Criteria, Gonzalo Gortázar, ha explicado que el grupo inmobiliario “se está fortaleciendo con una ampliación de capital de 1.400 millones de euros”.

En 2011 prevén vender activos de Servihabitat valorados en 1.000 millones de euros frente a los 800 millones que colocaron en 2010. Unas transacciones que les propiciarían “un margen bruto de empate incurriendo en el coste de comercialización, tanto el valor del API como el de formalización”.

Llegar a las 6.000 oficinas

Llegar al 15% de cuota de mercado en España significará “alcanzar las 6.000 oficinas”, ha reconocido Nin, 600 más que las actuales. Un anuncio que no es nuevo, pero que en la junta ha matizado: “Lo ideal es alcanzarlo durante un proceso de absorción. En el actual contexto de crisis, el periodo de maduración de todas las oficinas crece mucho”. Y es que para alcanzar el volumen de negocio al que aspiran continuarán impulsando un crecimiento “tanto orgánico como inorgánico, ya que esta es la tradición de La Caixa”.

De entrada, ampliarán el accionariado del grupo emitiendo 1.500 millones de euros en bonos convertibles. “Se transformará en dos operaciones separadas a 18 y 35 meses, con una retribución del 7% y una fórmula de canje que básicamente es del 105%”, ha detallado Nin. Pretenden doblar el número actual de accionistas, 350.000 personas; “y lo haremos sin complicaciones”, ha declarado Fainé.

En este sentido, ha recordado los 30 años de historia de La Caixa y el prestigio que acarrea el grupo. Son las principales herramientas para llevar a buen puerto el plan estratégico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad