Los 10 días de infarto de la bolsa española

stop

CLAVES

Inversores en la Bolsa de Madrid minutos antes del inicio de sesión

22 de junio de 2011 (19:11 CET)

Los próximos 10 días son decisivos para el futuro de las bolsas. Desde el Consejo Europeo que empieza hoy hasta la reunión extraordinaria del Eurogrupo del 3 julio la tensión será máxima, con las cajas de ahorros en primera línea de fuego. Las bolsas afrontan el comienzo del verano en estado de excepción.

El martes superaron la primera gran prueba de fuego con la aprobación por parte del Parlamento griego de la moción de confianza planteada por el primer ministro, Yorgos Papandreu. Pero es sólo una tregua. Los mercados europeos se la juegan en los 10 próximos días.

La primera gran cita arranca este jueves y termina el viernes 24 de junio. Se trata de la celebración del Consejo Europeo, en el que se decidirá cuáles son las reglas del juego en los mecanismos de estabilidad financiera para hacer frente a las crisis de los estados miembros. Es decir, el EFSF y ESM. El primero, en vigor hasta 2013 cuando será sustituido por el ESM, podría ver ampliado su capacidad de préstamo hasta los 440.000 millones de euros.

A la espera de Wall Street


Pero la gran clave es la dotación financiera para su sustituto dentro de dos años. Según los analistas de Bankinter, si se aprobase por una cantidad sensiblemente superior “a los 750 millones de euros prefijados, el mercado lo recibiría muy favorablemente y las bolsas europeas podrían estabilizarse”.

La firma es de la opinión que merece la pena conocer el resultado de la reunión de la Reserva Federal estadounidense celebrada este miércoles y del Consejo Europeo que termina mañana antes de adoptar una decisión “con respecto al mercado y en particular en relación con las bolsas. Si ambos fueran decepcionantes nos veríamos obligados a volver a bajar exposición por perfiles de riesgo, incluso de manera agresiva”, dice Bankinter.

Más emociones

Pero las emociones fuertes no terminan ahí. La semana que viene, los días 27 y 28 de junio, el Parlamento griego tiene que votar las nuevas medidas de ajuste fiscal y el programa de privatizaciones. Será la antesala de la reunión extraordinaria y decisiva que celebrará el 3 de julio el Eurogrupo. Sólo si Grecia aprueba el plan de ajuste se volvería a poner sobre la mesa el desembolso del quinto tramo de ayuda al país heleno.

La actividad será frenética porque el Eurogrupo tiene previsto reunirse de nuevo el 11 de julio para intentar consensuar los detalles del segundo rescate del país. Según Banif, esta cadena de citas “aparcará en la cuneta a otras referencias macro y de política monetaria y fiscal, manteniendo al grueso de activos en un entorno de volatilidad y ausencia de dirección, a la espera de novedades definitivas sobre Grecia”.

Las cajas se la juegan


Este calendario decisivo para el futuro de los mercados coincide punto por punto con la salida a bolsa de dos de los grandes grupos de cajas de ahorros españolas, Bankia y Banca Cívica, que esperan empezar a cotizar en las tres primeras semanas de julio.

Ambos grupos están pendientes de la aprobación de sus respectivos folletos de salida a bolsa por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para dar el pistoletazo de salida a sus ofertas de acciones. Lo que es seguro es que, si deciden seguir adelante, lo van a hacer en un escenario de máxima volatilidad en los mercados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad