Pablo Isla, presidente de Inditex, con la presidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez, y la baronesa, Denise Kingsmill, consejera del grupo. EFE/Cabalar

Las razones del batacazo de Inditex en bolsa

stop

Inditex registra una caída mayor que la del brexit entre rebajas en las previsiones de los analistas a dos semanas de la presentación de resultados

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Pablo Isla, presidente de Inditex, con la presidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez, y la baronesa, Denise Kingsmill, consejera del grupo. EFE/Cabalar

en A Coruña, 24 de febrero de 2018 (05:00 CET)

Un 7,06% se dejó Inditex en bolsa, la segunda mayor caída de su historia, superior a la del brexit. La capitalización de la multinacional se desplomó en casi 6.000 millones, llevándose por delante 3.600 millones de su primer accionista, Amancio Ortega. El inesperado batacazo, a poco más de dos semanas de la presentación de resultados, se cocinó en la rebaja de las previsiones sobre el comportamiento de la compañía por parte de los analistas, empezando por JP Morgan, que a través de un informe puso en alerta a los inversores.

Las miradas puestas en el retail. Aunque el consenso de mercado sigue siendo optimista respecto a Inditex (34,87 euros, 30% más), las mutaciones en el sector textil han instalado a los inversores en el nerviosismo. Hay factores coyunturales, como el cálido invierno que complicó la salida de la ropa de abrigo y obligó a forzar los márgenes para reducir el stock. Y otros estructurales, como la entrada de nuevos competidores online y los cambios de hábitos en el consumidor que han generado ya un fuerte impacto en Estados Unidos sobre los modelos tradicionales, el llamado apocalipsis retail por el cierre de establecimientos y centros comerciales.

Efecto arrastre de H&M. A este caldo de cultivo contribuyó H&M, que en su presentación de resultados en enero se dejó un 10% en bolsa. La multinacional sueca reconoció un comportamiento “débil” de las tiendas físicas y anunció el cierre de 170 establecimientos. No es un recorte en la red, pues prevé incorporar 390 puntos de venta, pero sí una optimización, prescindiendo de establecimientos que han perdido afluencia en beneficio de las compras online.

JP Morgan enciende las alarmas. Este contexto había afectado a Inditex con un paulatino declive en bolsa desde que el año pasado superó los 100.000 millones de capitalización. JP Morgan encendió la mecha para el batacazo de este viernes en un informe remitido a las firmas de inversión que, sin ser excesivamente negativo, corregía a la baja sus previsiones. Concretamente, rebajó el precio objetivo de los 38 euros a los 35 euros (Inditex cerró sesión a 25 euros por título), alertó de un mayor impacto del efecto divisa y de una caída de una décima en el margen bruto. También rebajó la previsión de ventas un 1%.

Filtración al mercado. La mañana del viernes, entre los analistas comenzaron a manejarse las cifras de Inditex en el último trimestre de su ejercicio fiscal, según Expansión, anticipadas por la propia multinacional. Los datos manejados por los brokers indicaban un crecimiento del 6% en ventas, castigadas en cuatro puntos porcentuales por el impacto del efecto divisa. El ebitda se reduciría un 1% para el conjunto del año. Inditex habría anticipado un descenso del 4% de las ventas en superficie comparable y una caída del 1,2% en el margen bruto.

Posiciones cortas. Al batacazo también contribuyeron motivos técnicos, como la pérdida de algunos soportes que marcan movimientos de venta automáticos. La caída se produce con la apuesta bajista disparada. Las posiciones cortas suponen el 0,71% del capital, tres veces más que a comienzos de año.

Hemeroteca

Inditex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad