Las preferentes destrozan la confianza de los gallegos en su banco

stop

Un estudio de EFPA indica que el 87% no se fía de su entidad financiera y prefiere invertir en productos sin riesgo

Afectada por preferentes de NCG en Ourense tras conocer que su solicitud de arbitraje ha sido aceptada | EFE

07 de diciembre de 2013 (13:41 CET)

No son buenos tiempos para la banca, ni tampoco para su imagen. La comercialización de preferentes y subordinadas que atrapó a miles de ahorradores y la crisis financiera, acompañada de un proceso de reestructuración en las principales entidades que operan en Galicia (entre ellas, Etcheverría, Banco Gallego y NCG), ha dilapidado la confianza de los ciudadanos en las entidades financieras.

Un estudio realizado por EFPA España, la delegación en el Estado de la asociación europea de asesoría y planificación financiera, muestra que el 87% de los gallegos no confía en su banco. Se trata de la cifra más alta entre todas las comunidades autónomas, muy por encima de la media estatal, que se sitúa en el 73,5%.

Las preferentes lo cambian todo


La crisis financiera no sólo ha afectado a la confianza sino también, indica el estudio, a la forma de ahorrar. Galicia se sitúa como la segunda comunidad más ahorradora, por detrás del País Vasco. El 70% de los gallegos ahorra más de una décima parte de sus ingresos mensuales, de los cuales dos de cada diez consigue dedicar más de un 20% de su renta disponible al ahorro y la inversión en productos financieros.

Sin embargo, su perfil inversor se ha vuelto más conservador. La inmensa mayoría (95%) se preocupa ahora más que antes por las características de los productos que contrata. En esta línea, la seguridad que ofrecen los depósitos sigue siendo una garantía para los ahorradores de la comunidad gallega. De hecho, a la hora de contratar un producto, el cliente prioriza el nivel de riesgo a la rentabilidad o la liquidez del producto.

Preferencia por los depósitos

Así, el reparto de las inversiones que muestra la encuesta de EFPA deja claro la preferencia por los depósitos, aunque ofrezcan menos rentabilidad. El 95,3% tiene su dinero o la mayor parte de sus ahorros en estos productos, mientras que el resto se reparte en fondos de inversión (41,2%), y, en menor medida, en deuda pública (14,1%), acciones (12,9%) y planes de pensiones (7,1%).

Relativo optimismo

Una amplia mayoría (el 75%) de los consultados por EFPA cree que la recuperación económica no llegará hasta 2015, en el mejor de los casos.

Aún así, los gallegos son algo más optimistas que la media estatal con respecto a la mejoría que ha experimentado la economía española en los últimos años. Para el 41% de los clientes, la situación ha mejorado en los últimos seis meses, aunque sólo un pequeño porcentaje (5%) se atreve a asegurar que lo ha hecho “bastante”.

En todo caso, se trata de un porcentaje superior al 37,5% que reconoce una mejoría de la situación económica entre los ahorradores de todo el Estado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad