Las multas de EEUU a BPA equivaldrán a cinco años de beneficio

stop

Tres administraciones están en disposición de sancionar al banco andorrano con importes conjuntos que alcanzarían los 340 millones; España estudia amonestar con 180.000 euros a Miquel Prats

Una sucursal de BPA

en Madrid, 16 de marzo de 2015 (22:47 CET)

Al menos tres capas de la administración de los Estados Unidos (EEUU) están en disposición de multar a Banca Privada d'Andorra (BPA) por facilitar el blanqueo de capitales desde 2011. El importe conjunto de las sanciones podría alcanzar los 340 millones de euros. 

La cantidad no es definitiva. Correspondería a la foto fija que las autoridades americanas hicieron el pasado martes del banco andorrano, que habría centrifugado en todo el mundo unos 2.200 millones. El castigo se definirá en función de los hallazgos de la investigación y de la colaboración de la entidad amonestada. 

En el proceso sancionador intervendrían, la menos, el Departamento de Justicia, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro y los fiscales de dos Estados (Nueva York y Delawere) y del Distrito de Columbia, donde se habría violado la legislación federal de 2011 a 2014 con la complicidad de varios "corresponsales" en suelo estadounidense.

El importe previsto de la multa quintuplica el beneficio anual del grupo propiedad de la familia Cierco. En 2014, BPA registró un saldo excedente de 70,4 millones de euros, que alimentan un balance de 240 millones en activos (filiales al margen).

 

La multa llegará en mayo 

La esperanza de la entidad y del propio Gobierno andorrano es que la amonestación acabe siendo menor. Las multas no se definirán hasta mayo, cuando finalicen los 60 días que el Tesoro estadounidense fijó para esclarecer las presuntas infracciones. 

Una vez éstas y su alcance se definan, los organismos emitirán la propuesta de sanción, amparados por los fiscales. Habitualmente, EEUU aplica los importes más elevados que permite su legislación. A medida que avanza la investigación y, en función de la colaboración de los bancos implicados, EEUU suele rebajar la cantidad.

 

Venta de activos 

Los bancos alemanes y británicos (como el Commerzbank) han protagonizado duras negociaciones desde 2008 con el fin de suavizar multas de miles de millones de dólares. Se trata, sin embargo, de procesos prolongados y con varios frentes abiertos, ya que se debe alcanzar un pacto con cada administración y fiscal implicado.

Aunque Andorra logre rebajar la multa que se espera para BPA, el grupo, debido a la arquitectura de su balance, estará obligado a vender activos. Es una opción que contempla EEUU ante la falta de recursos. Si con ello no hubiera bastante, los accionistas podrían responder con su patrimonio. La familia Cierco es titular del 60% de las acciones.

 

España multará a Miquel Prats

España, por su parte, ha hallado indicios de infracciones "muy graves" en Banco Madrid orquestadas por su ex consejero delegado, Joan Pau Miquel Prats. El banquero, que también era el primer ejecutivo de BPA, está en una prisión andorrana.

El ministerio español de Economía estudia solicitar la imposición de una sanción de 180.000 euros a Miquel Prats por haber blanqueado dinero en 2012 en territorio español. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad