stop

Escotet inicia una nueva etapa expansiva en Abanca tras finalizar la tutela de Bruselas y concluir los pagos al FROB

en A Coruña, 04 de mayo de 2017 (05:00 CET)

La adquisición por parte de Abanca de la antigua división de consumo del Pastor por 39 millones tiene una fuerte carga simbólica para la entidad financiera. También para el Popular de Emilio Saracho, que obtiene una primera y nimia inyección de liquidez para contrarrestar sus problemas de solvencia. Pero es el banco que dirige Juan Carlos Escotet el que evidencia el inicio de una etapa expansiva tras concluir los pagos pendientes al FROB y concluir en diciembre el periodo de tutela de Bruselas a causa del rescate.

Escotet se refirió a la operación como el arranque de un periodo de crecimiento a través de nuevas adquisiciones alineadas con el plan estratégico de la entidad, una hoja de ruta que conoce la cúpula de Abanca, pero sobre la que no se han rendido cuentas ni a la plantilla ni al mercado. Al menos, no en detalle, pues la entidad sí que ha evidenciado algunas de las líneas maestras a reforzar en su desarrollo de negocio.

Lo hizo por primera vez en la presentación de los resultados de 2016, cuando obtuvo un beneficio de 334 millones. Entonces ya se establecían como objetivos estratégicos el incremento de los créditos al consumo, a pymes, comercios y autónomos, línea a la que se ha respondido en parte con la adquisicón de Popular Servicios Financieros.

Escotet culminó toda una reestructuración de la política comercial de Abanca, con la especialización por segementos como uno de los pilares de la estrategia

También se hablaba de la especialización de la gestión comercial, atendiendo a las particularidades de cada segmento, un proceso ya avanzado con la creación de Abanca Mar, la línea de pymes y autónomos, la de banca privada... Estas piezas clave para el porvenir del banco se sumaron a otras reconocidas también en el informe de gestión remitido a la CNMV.

Seguros. “Se reforzará el impulso dado en el negocio de seguros, los fondos de inversión y los medios de pago, líneas generadoras de comisiones que tienen un importante potencial de recorrido en la entidad”, decía Abanca en su memoria anual. El negocio de los seguros es una pieza importante porque la entidad considera que tiene un amplio margen de crecimiento y debido a que viene de reestructurar la división, proceso en el que tomó el control de las filiales que getionaba con Aviva y Caser.

Crecimiento fuera de Galicia. “Presencia selectiva en el resto de España y desarrollo del servicio multicanal, que permitirá incrementar progresivamente la cuota extrarregional”, expone Abanca. Con la compra de la filial de crédito al consumo del Popular logró siete oficinas fuera de Galicia, acuerdos con comercios y concesionarios de España y Portugal y, según aseguró, se convierte en la quinta financiera bancaria de consumo en territorio español. En su momento, Escotet llegó a explorar la compra de oficinas, pero nunca se concretó ninguna operación.

Banca digital y banca móvil. Abanca defiende que “no existe ningún desarrollo de servicio para el móvil en el mercado español que no tenga Abanca”. Son palabras de Luis Beraza, director xeral de negocio España. Esta línea a seguir se combinará con una renovación de la red de cajeros y el fomento del uso de la tarjeta por parte de los clientes.

Consumo y pymes. “Se mantendrá la dinámica de crecimiento de la actividad crediticia con especial foco en el negocio micro (consumo y pymes)”, dice Abanca. En un contexto de estrechamiento de los márgenes de intermediación --se pagan y se cobran intereses bajos-- la entidad busca incrementar el volumen de crétido, pero también los productos fuera de balance. Francisco Botas reconoció este miércoles que Abanca ha vuelto a incrementar la concesión de crédito en el primer trimestre. 

Nuevos productos. Junto a los seguros, fondos de inversión o planes de pensiones, la entidad también reconoce la vocación por crear “productos de valor” que generen ingresos.

Solvencia y ahorro. En la primera etapa de Juan Carlos Escotet el ahorro de costes ha sido una de las obsesiones, que tendrá continuidad con un “plan de optimización del gasto”. Del mismo modo, el objetivo es mantener o preservar los ratios de solvencia, “poniendo el foco en la capitalización y el control del riesgo”. 

Hemeroteca

Abanca
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad