Benito Iglesias, presidente de Fegein, y una imagen de archivo de pisos en construcción en la provincia de A Coruña

Las inmobiliarias proclaman su recuperación (pese a las administraciones)

stop

La compraventa de viviendas crece en Galicia casi el doble que la media estatal en julio y alimenta el optimismo de las empresas

Economía Digital Galicia

Benito Iglesias, presidente de Fegein, y una imagen de archivo de pisos en construcción en la provincia de A Coruña

en Ourense, 18 de septiembre de 2018 (08:00 CET)

Explicaba en su último informe anual la patronal inmobiliaria gallega Fegein que este año el sector se marcaba objetivos “ambiciosos”, como alcanzar los 2.000 millones de facturación, rebajar por debajo de las 2.000 unidades el stock de viviendas e incrementar las compraventas por encima del 9% registrado en 2017.

Todos esos objetivos van camino de cumplirse. Los últimos datos hechos públicos por el INE correspondientes al mes de julio han alimentado el optimismo entre las empresas, al alcanzar Galicia un crecimiento en las operaciones próximo al 29%, casi el doble que el 16,2% del conjunto del Estado.

Las inmobiliarias están satisfechas, pero vigilan a Gobierno y banca

“Estamos contentos y satisfechos. Esta recuperación no ha sido desde luego gracias a las administraciones públicas. Ha sido el trabajo de las empresas, el propio mercado que se ha corregido y una patronal que ha hecho las cosas bien”, celebra Benito Iglesias, presidente de Fegein.

La entidad ha sido muy crítica tanto con la inacción de los gobiernos estatal y autonómico, como con el papel que jugaron durante la crisis los bancos, a su juicio, un elemento distorsionador del mercado.  “Pedimos que las administraciones acompañen al sector privado y que las entidades financieras se dediquen a lo suyo, captar depósitos y dar crédito, no están para ser tiendas de moda ni vender relojes”, recalca Iglesias.

Pontevedra y A Coruña lideran; Ourense sigue atascada

La evolución del mercado transcurre en los cauces previstos a principios de año. La patronal asegura que son Pontevedra y A Coruña, sobre todo la primera, las provincias que lideran el sector, aunque destaca el buen comportamiento de todas las áreas metropolitanas y algunas zonas costeras. “El comportamiento siempre es asimétrico. El grueso de las operaciones se concentran en el eje atlántico y hay unos 250 concellos que apenas tienen actividad”, señalan.

Los datos de julio muestran los mayores crecimientos en Pontevedra y A Coruña, que acapararon el 80% de las 1.428 transacciones de julio. En Ourense se registraron 160 operaciones y en Lugo 119. Esta provincia es la única que sufre un retroceso, pero en Fegein matizan el dato.

“Hay que tener en cuenta que Lugo es la provincia con menos stock de Galicia, con menos de 2.000 viviendas. El caso de Ourense es más preocupante, pues se está quedando atrás al carecer de un proyecto y un plan de urbanismo para la ciudad y su área, lo que está lastrando la vida económica y la demografía”, lamenta Iglesias, que responsabiliza a la corporación municipal de esta situación.

El ansiado parque de vivienda social

“Somos de nuevo un generador económico, hemos aumentado el número de empresas y su tamaño, se están contratando trabajadores… pero debemos intentar que no se cometan errores ni malas prácticas”, insisten en Fegein, pidiendo responsabilidad a las administraciones y a las entidades financieras.

A la patronal no le basta con la puesta en marcha de la nueva ley de suelo. Entre las demandas tradicionales a Xunta y Ejecutivo central está la rebaja de impuestos como el IVA a la vivienda nueva, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales a la vivienda usada, la dación en pago o la recuperación de las ayudas a la compra para menores de 35 años. Entre estas peticiones se encuentra también la confección de un parque social de vivienda ante la prolongada parálisis de los inmuebles de protección oficial.

“Es ahí donde tenemos que actuar. Es el momento de apostar por la vivienda de protección oficial en sus distintas modalidades –general, especial y concertada--, blindarlas y abrirlas a la promoción privada y la autopromoción”, recalcan en la patronal. “No vamos a consentir que pase lo que pasó en Madrid, que fondos de inversión se hagan con estas viviendas, como tampoco es permisible lo que sucedió en el Ayuntamiento de A Coruña. La vivienda protegida tiene que mantenerse al margen de la especulación”, dice Iglesias en referencia a la compra irregular de viviendas sociales por parte del Gobierno de Xulio Ferreiro.

La inutilidad del Instituto Galego de Vivenda

Fegein también pide el cierre o reconversión del Instituto Galego de Vivenda e Solo, el organismo dependiente de la Consellería de Infraestruturas de Ethel Vázquez. “No ha ayudado en nada. Es un organismo inerte y caduco, por lo que debería plantearse su extinción y la creación de otro que sea útil. Nunca ha dado la cara por el sector, nunca dio respuestas a ninguno de los problemas”, zanja con severidad la patronal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad