Las hipotecas españolas escaparon al cártel bancario que manipuló el euríbor

stop

La Comisión Europea modifica la norma para que los usuarios reclamen indemnizaciones en futuros casos de concertación ilegal; Bruselas ha impuesto la mayor multa a seis grandes entidades por coordinar los tipos de interés en su favor

Pantalla que muestra el gráfico del euríbor a doce meses/EFE

04 de diciembre de 2013 (13:05 CET)

Las hipotecas españolas han esquivado la manipulación del euríbor que seis grandes bancos europeos instrumentalizaron durante más de tres años.

En Bruselas consideran probada la práctica monopolística. Ha impuesto la mayor multa hasta la fecha (1.712 millones), que supera la sanción a Microsoft (1.610 millones). Barclays, Deutsche Bank, Royal Bank of Scotland (RBS) y Société Générale pactaron la asociación ilícita en septiembre de 2005 y hasta mayo de 2008 manipularon el índice de referencia en el continente.

El euríbor es la base para calcular la mayoría de los créditos sobre viviendas que se han firmado en España, pero no son los únicos productos a los que afecta. La investigación de la Comisión Europea da cuenta de que su cotización fue alterada sólo para exprimir los beneficios en los productos derivados.

Colaboradores necesarios

La red se extendía a otras seis entidades –UBS, RBS, Deutsche Bank, Citigroup, JPMorgan y el broker RP Martin—, que participaron en estos cárteles. Su papel se centraba en fijar de forma artificial el precio de derivados financieros denominados en yenes, la moneda japonesa.

Según la investigación del departamento que dirige Joaquín Almunia (PSOE), varios corredores de estas entidades “en ocasiones vendieron información sensible relativa a sus posiciones sobre el líbor (otro tipo de interés de referencia utilizado sobre todo en mercados anglosajones y asiáticos)”.

Así operaban los bancos multados

Los derivados de tipos de interés son productos que utilizan los bancos y firmas de inversión para gestionar el riesgo de los préstamos y de las distintas operaciones de inversión. Lo hacen para “contrarrestar” el riesgo que supone la fluctuación de los tipos de interés. Estos productos, recuerda la Bruselas, “son utilizados en todo el mundo y juegan un papel fundamental en la economía global”.

Tras explicar esta operativa, Almunia ha matizado que el cártel no afectaba a las economías domésticas, ya que incidía sólo en esos derivados. Por tanto, aunque la Comisión ha puesto en marcha la nueva normativa para exigir compensaciones en caso de prácticas anticompetitivas, esta vez no podrán recurrir a ella.

Protección para los ahorradores

El escudo anti abusos servirá para próximas denuncias. En Bruselas creen conveniente establecer mecanismos para proteger al pequeño ahorrador. “Lo más impactante de estos escándalos no es sólo la manipulación de sus precios, sino la concertación entre bancos que supuestamente deben competir entre ellos”.

El cártel multado este miércoles se ha detectado gracias al chivatazo de dos de los implicados. Barclays y UBS recibirán inmunidad total por colaborar en las investigaciones. La mayor infracción la cometió el alemán Deutsche Bank, que también ha sido amonestado con el importe más elevado: 465,8 millones. Le siguen Société Générale (445,8 millones) y RBS (131 millones).

Por la manipulación del mercado de yenes, las mayores multas han sido para RBS (260 millones), Deutsche Bank (259 millones), JP Morgan (79 millones), Citigroup (70 millones) y RP Martin (247.000 euros).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad