Las fortunas gallegas baten récords y mueven casi mil millones a través de sicavs

stop

Con Sandra Ortega y Felipa Jove en cabeza, las sociedades de inversión variable han incrementado más de 76 millones su patrimonio en 2015

Sandra Ortega, Fernández Somoza, Felipa Jove y José María Castellano

en A Coruña, 01 de agosto de 2015 (01:55 CET)

La tendencia al alza continúa. El patrimonio de las sociedades de inversión de capital variable (sicav) creció un 14% en 2013, un 18% al año siguiente, y continúan engordando a lo largo de 2015. Un estudio de Inverco estimaba que hasta junio de 2015, las sicavs, que tienen la ventaja de tributar al 1%, ya manejaban un 9% más de patrimonio que a comienzos de año.

Las grandes fortunas gallegas, experimentadas en el manejo de estos brazos inversores, no se han salido de la línea y han engordado en menor o mayor medida el patrimonio de sus sicavs a lo largo del año. Entre las 13 más conocidas --las de Manuel Jove, Fernández Somoza o Sandra Ortega, por ejemplo-- todas han crecido. Tanto que ya mueven cerca de los 1.000 millones de euros, cuando hace solo un año se situaban en los 880 millones. En concreto, el patrimonio acumulado por la familia Jove, los Ortega, los Freire, Luis Fernández Somoza, José María Castellano y Francisco Botas en estos instrumentos alcanzó los 938 millones a cierre del segundo semestre, 78 millones más que en el mismo periodo del año anterior.

Las más grandes

Sandra Ortega, la heredera de Rosalía Mera, lidera el incremento. Posee una de las mayores sicavs de España, Soandres, con un patrimonio de 419,5 millones. Ha aumentado en 17 millones respecto a la cifra con la que comenzó el año. Junto a la hija de Amancio Ortega, son Felipa Jove y Luis Fernández Somoza, ex presidente de Azkar, quienes más fortuna han depositado en estas sociedades de tributación blanda.

En el caso de Felipa Jove, su sicav, Brunara, alcanzó un patrimonio de 161 millones, cuatro más que en el arranque del año. Mientras que Fernández Somoza gestiona a través de Guntín y Currelos 211 millones de euros. Es otro aumento notable, dado que a comienzos de año el patrimonio de las dos sicavs no sumaba más de 197,6 millones.

La familia Ortega

El matrimonio formado por Dolores Ortega y Juan Carlos Cebrián tiene dos sociedades de inversión de capital variable. Silleiro, que elevó 2 millones su patrimonio hasta los 23,7; y Vivero, que alcanzó los 24,3 millones en el segundo trimestre, otros dos millones más.

Josefa Ortega, hermanda del fundador de Inditex, maneja a través de Jogami y Escaribel un patrimonio de 14,4 millones, en este caso con un incremento más modesto, de algo más de 800.000 euros desde comienzos de año.

Jove, Castellano y Botas

Manuel Jove, el dueño de Inveravante, controla Doniños y Bourdet, que acumulan un patrimonio de 45,9 millones. José María Castellano, ex presidente de Novagalicia, también tiene su sicav. Sin embargo, Carivega fue de las pocas que adelgazó respecto al primer trimestre del año, quedándose en los 6,09 millones. Eso sí, respecto al cierre de 2014 aumentó ligeramente su patrimonio.

Francisco Botas, CEO de Abanca, maneja 8,6 millones en una de las sicavs que, en los últimos años, ha sido de las más rentables entre las fortunas gallegas, Rumbo 1717. Completaría la radiografía la sicav de la familia Freire, los dueños de Megasa. Vinculada, en este caso, a la rama de la familia Freire Eimil, Tietar de Inversiones tenía un patrimonio a cierre del primer semestre de 10,5 millones, medio millón más que en el arranque del año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad