Las filiales de Novagalicia que emitieron preferentes siguen ganando dinero

stop

Caixa Galicia Preferentes SA y Caixanova Emisiones SA cerraron 2013 con unos beneficios de casi tres millones

Manifestación de afectados por las preferentes

05 de mayo de 2014 (21:50 CET)

Va ya para cinco meses que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) adjudicó Novagalicia Banco a la entidad venezolana Banesco en medio de un proceso de subasta competitiva. En este tiempo, el conflicto de las preferentes todavía no se ha resuelto de forma satisfactoria para los ahorradores, a pesar de que los nuevos dueños incluso han diseñado un plan presentado ante Madrid, pero que debe contar con el visto bueno de Bruselas. Y mientras tanto, los resultados de la entidad gallega correspondientes al ejercicio 2013 revelan que las filiales encargadas de la emisión de estos productos híbridos presentan unas cuentas saneadas.

De acuerdo con el informe anual de resultados de Novagalicia remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Caixa Galicia Preferentes SA y Caixanova Emisiones SA, los dos vehículos que emplearon las antiguas cajas gallegas para colocar las preferentes en el mercado, declararon en 2013 unos beneficios de 2,9 millones de euros. En el caso de Caixa Galicia Preferentes el resultado positivo ascendió a 1.736.000 euros, mientras que Caixanova Emisiones sumó 1.252.000 euros.

Ganancias que descienden

A pesar de todo, las ganancias de ambas filiales son menores a las registradas en 2012, cuando entre las dos declararon beneficios conjuntos de 7,9 millones de euros. Ambas sociedades están participadas en la actualidad al 100% por Novagalicia. La primera, nacida en la entidad que dirigía José Luis Méndez López posee un patrimonio de 9,9 millones de euros, mientras que la segunda, heredera de la etapa de Julio Fernández Gayoso en la caja del sur registra 4,5 millones.

Las preferentes fueron comercializadas por las extintas Caixa Galicia y Caixanova desde 2003 hasta 2009, a través de nueve emisiones, todas ellas a perpetuidad. En total, 1.174 millones de euros: 671 millones la del norte y 503 la del sur. A ello hay que sumar también los 210,6 millones emitidos en concepto de deuda subordinada, también de carácter perpetuo. Ambas filiales están catalogadas en las cuentas de Novagalicia como participaciones calificadas como activos no corrientes en venta.

Filiales en pérdidas

El resultado positivo de estas participadas, en su día encargadas de la emisión de preferentes, no es compartido por otras filiales de la compañía. NCG División Grupo Inmobiliario registraba a 31 de diciembre números rojos por valor de 234,2 millones de euros, mientras que NCG Corporación Industrial cerró el ejercicio con un negativo de 263,7 millones de euros. Hay otros ejemplos. Sogevinus, la sociedad que aglutina las bodegas portuguesas heredadas de los tiempos de Gayoso en Caixanova registran pérdidas de 853.000 euros. Menores, eso sí, que las que firma Eólica Galenova, con la que gestionan sus activos en el terreno de las renovables y que acabó 2013 con un negativo de 2,6 millones.

A finales de 2013, los pequeños ahorradores que confiaron su dinero a Novagalicia Banco a través de la inversión en participaciones preferentes y que, finalmente, no optaron por aceptar las quitas y acudir al canje por acciones sumaban un paquete equivalente al 4,36% de la entidad.

Según los datos de la entidad, a 31 de diciembre del año pasado se registraron un total de 67.643 solicitudes de arbitraje de preferentes, de las que se aceptaron 40.103. “Adicionalmente, a la fecha de formulación de estas cuentas anuales existen procesos judiciales en curso que afectan a un volumen nominal de participaciones preferentes o deuda subordinada por importe de 303,5 millones de euros”, indica Novagalicia en sus cuentas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad