Las empresas participadas y las comisiones salvan los resultados de La Caixa en el primer trimestre

stop

El crecimiento del volumen de negocio y el liderazgo en banca minorista en España sigue sin traslación a la cuenta de resultados por la crisis del sector

Juan Maria Nin, director general de la Caixa

29 de abril de 2011 (13:47 CET)

La Caixa sigue siendo el número uno en España en productos y servicios de banca minorista. Así lo atestiguan los volúmenes de negocio y las cuotas de liderazgo que presenta en casi todos los ámbitos. Pero esa situación es todavía insuficiente para recuperar el pulso del núcleo principal de su negocio: la actividad bancaria. En el primer trimestre de 2010, la entidad que preside Isidro Fainé y dirige Juan María Nin logró un resultado de 336 millones de euros, el 15,4% inferior al del año pasado. La cifra hubiera resultado sensiblemente inferior de no ser por la positiva aportación de las compañías en las que participa y al crecimiento de las comisiones aplicadas a los servicios.

Las razones de esta ralentización de la rentabilidad bancaria en la entidad financiera barcelonesa radican, según sus directivos, en la situación general que vive el sector. De hecho, el margen financiero (la diferencia entre el precio que paga por obtener capital y el de venta), descendió el 21,5% en el primer trimestre con respecto al mismo periodo de 2010. Si en aquel periodo La Caixa obtuvo 893 millones por lo que se considera el corazón de la actividad bancaria, entre enero y marzo de este año la cifra se ha reducido hasta 701 millones.

La cúpula de la entidad atribuye ese fenómeno a la particular composición de su cartera hipotecaria, que con el descenso del euríbor ha penalizado la rentabilidad de los préstamos vinculados a inmuebles. Pero no sólo eso. También ha influenciado, y no poco, la guerra del pasivo desatada en el sector, que ha obligado a competir por captar los depósitos de la clientela con altas retribuciones. Y, lógicamente, la competencia de las emisiones públicas, elementos todos que ha ejercido una fuerte presión sobre el margen de intereses.

La aportación de Criteria


Para contrarrestar, La Caixa ingresó 401 millones de su grupo de empresas participadas mediante el sistema de puesta en equivalencia. Además, obtuvo 383 millones adicionales (331 en el mismo periodo del 2010) por las comisiones aplicadas a los clientes. En ese crecimiento ha tenido mucho que ver que el volumen total de negocio (en consecuencia, de operaciones) haya crecido el 5,3%.

Esos dos capítulos han resultado esenciales para lograr el resultado final del trimestre y seguir realizando dotaciones y provisiones para amortiguar la morosidad vinculada al inmobiliario. La diferencia fundamental entre esas dos fuentes de ingresos es que mientras una forma parte del negocio bancario clásico, el bussines core financiero (comisiones), la otra es una singularidad fruto de la diversificación llevada a cabo durante años y cuyo vehículo en estos últimos años ha sido Criteria.

Aunque tanto el margen bruto como el margen de explotación (indicadores que permiten medir con qué costes y fuentes de ingresos paralelos se obtiene el resultado final) han caído en el último trimestre (el 4% y el 8%, respectivamente), la dirección de la entidad considera que los 805 millones de margen de explotación obtenidos son la referencia de la verdadera marcha del negocio. Esta ratio ha descendido un 8%, en línea con el descenso general del sector, pero inferior al de otras entidades competidoras.

Menos morosidad que el sector

Donde también La Caixa muestra su fortaleza en el porcentaje de morosidad que acumula. Así, mientras el promedio de bancos y cajas se sitúa en el 6,2%, el grupo financiero barcelonés se mueve en un entorno del 4%. De acuerdo con las tesis que defienden sus directivos, una de las singularidades de la institución es que sus activos son de gran calidad por la diversificación que presentan, el modelo de negocio orientado a familias (51%) y pymes (27%), las garantías con que cuentan (66% hipotecarias) y su especialización en financiación de primeras viviendas.

La Caixa cerró el trimestre con una liquidez de 19.572 millones de euros, el 7% del activo total del grupo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad