Las empresas huyen de los puertos españoles ante la huelga de la estiba 

stop

Fomento admite que el desvío de cargas hacia otras radas ya está provocando un descenso del tráfico 

Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, en el Congreso de los Diputados / EFE

en A Coruña, 28 de febrero de 2017 (17:37 CET)

El ministro de Fomento aprieta el botón de alarma con una mano y tiende la otra a la negociación "tranquila" con los estibadores. Íñigo de la Serna ha asegurado que el anuncio de paros contra la reforma de la estiba, que se activó sin acuerdo con los agentes sociales, ya está provocando una descenso en el tráfico de los puertos españoles, debido a que las empresas están desviando sus cargas hacia otras radas. Los estibadores convocaron los paros a partir del 6 de marzo.

En el caso de Galicia, el puerto de Leixoes, en Oporto, sería el más beneficiado del desvío de carga de trabajo. Según estimaciones de Fomento, cada jornada de pérdidas podría provocar unas pérdidas de 50 millones en el conjunto de los puertos españoles. "Ya es una realidad cierta que, ante el anuncio de huelga, hay empresas que están programando desvíos a puertos de otros países, pero lo que reviste una gravedad importante es que estos desvíos provisionales acaben siendo definitivos", declaró De la Serna.

El ministro insistió a los sindicatos y a la patronal de la estiba sobre la "necesidad de que mantengan un diálogo tranquilo y sereno". "La huelga, además de causar un daño importante a la economía española, supone un elemento de distorsión en el diálogo", señaló tras reunirse con el ministro de Planeamiento de Infraestructuras de Portugal, Pedro Marques, y horas antes de una nueva reunión entre empresas y sindicatos. El temor de De la Serna, según apuntó, es que esa carga de trabajo desviada no se pueda recuperar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad