Las empresas españolas desconfían del dinero gratis del BCE

stop

Las grandes compañías prefieren acudir a los mercados por financiación antes que pedir crédito a los bancos

Mario Draghi, el presidente del BCE, este jueves./EFE/Daniel Reinhardt

04 de septiembre de 2014 (23:15 CET)

¿Dinero gratis? Las empresas españolas no lo han visto, al menos hasta ahora. En el año en que los intereses se mantuvieron hasta este jueves en el 0,15% --lo que técnicamente podría ser considerado como dinero casi gratis— las compañías aumentaron su financiación con los mercados para disminuir su dependencia de la banca tradicional.

Las empresas españolas han emitido 9.525 millones de euros en deuda a través de operaciones sindicadas, según las cifras de Société Générale, una de las principales empresas de servicios financieros en Europa.

Tres compañías que nunca habían emitido deuda han recurrido este año a los inversores en lugar de a la banca tradicional. La cadena de supermercados DIA obtuvo 500 millones de euros a un tipo de interés del 1,5%, un récord histórico entre las emisiones sindicadas de las empresas españolas.

El debut

Redexis en marzo en Isolux Corsán en julio también acudieron por primera vez a los mercados y los inversores, una vieja costumbre de Telefónica, Enagas, Iberdrola, Red Eléctrica, Ferrovial, Abertis y Gas Natural. Iberdola emitió en abril los green bonds que le permitieron reducir los costes financieros de hasta 47 millones de euros anuales hasta los 18 millones, según ha explicado la compañía.

La economía española comienza a copiar el modelo americano. En Estados Unidos, las empresas obtienen financiación en un 66% de los mercados, un porcentaje que en España apenas se ubica en el 20%, según la firma de servicios financieros, pero que va en aumento. “Las empresas están acudiendo a los mercados para reestructurar su deuda y reducir sus costes financieros. Es un ejercicio de diversificación y de prudencia”, explica Fernando García, director de Deuda para Empresas de Société Générale.

El dinero que no baja

Las entidades bancarias, con altos índices de endeudamiento, han aprovechado el dinero casi gratis del BCE para sanear su situación financiera y no tanto para inyectar recursos en la economía real, que ha tenido que buscar otras alternativas.

¿Pero el acceso a dinero público más barato en los mercados podría llevar a muchas empresas a endeudarse de nuevo por encima de sus posibilidades? Muchas de las grandes compañías tienen satisfechas sus necesidades de financiación hasta el 2015 pero los analistas financieros aseguran que la cautela reina en las operaciones. Los ratios de endeudamiento disminuyen en casi todas las grandes empresas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad