Las dudas sobre Grecia e Irlanda disparan la prima de riesgo española a 260 puntos básicos

stop

BOLSAS

23 de mayo de 2011 (10:22 CET)

Las tensiones sobre los mercados periféricos se disparan. Las rebaja del rating de Grecia y las dudas del FMI sobre Irlanda llevan al diferencial de deuda entre España y Alemania al nivel más alto desde el 10 de enero.

Los acontecimientos se precipitan. El viernes, la agencia de calificación crediticia Fitch rebajó el rating de la deuda a largo plazo de Grecia desde BB hasta B con perspectiva negativa. Y hoy S&P ha revisado su perspectiva para el rating A de Italia de estable a negativa por las débiles perspectivas de perspectivas de crecimiento económico y la dificultad de rebajar el endeudamiento del país. La firma de valores Oddo cree que “son malas noticias para el sector bancario europeo”.

A las rebajas de calificación se unen las dudas del Fondo Monetario Internacional sobre el futuro de Irlanda, en pleno debate sobre la intención del Banco Central Europeo (BCE) de evitar la tan temida reestructuración de la deuda helena que puede poner contra las cuerdas a las grandes entidades financieras del Viejo Continente.

En este escenario, la prima de riesgo de España se dispara hasta los 260 puntos básicos, el nivel más alto del 10 de enero. Este ascenso se produce el día después de unas elecciones locales en las que el PP ha barrido al PSOE. Se abre la expectativa de que algunas comunidades afloren más déficit del declarado oficialmente.

Subida del 20%

En sólo una semana, el diferencia de los bonos españoles a diez años se ha disparado cerca de un 20%. Una situación muy similar a la del resto de países periféricos. El spread de los bonos griegos a diez años respecto al bund germano sube a 1.410 puntos básicos, con un interés del 17,003%, mientras en el caso de la deuda portuguesa llegaba a 666 puntos básicos, con una rentabilidad del 9,605%.

Por su parte, el diferencial de los bonos irlandeses respecto a la deuda alemana a diez años llegaba a 777 puntos básicos, con una rentabilidad del 10,715%, después de que el FMI admitiera que el rescate irlandés deberá ser más amplio de lo pactado.

En este contexto, el precio del barril de petróleo tipo brent cae más de un dólar ya que los inversores están tomando posiciones en la divisa estadounidense por la preocupación creciente en la Eurozona. El oro se mantiene en los 1.500 dólares por onza y el Ibex baja un 1,5% y está cerca de perder la cota de los 10.000 puntos. Los bancos y la aseguradora Mapfre se llevan la peor parte.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad