Las acciones del Sabadell que vende Gilinski vuelan en dos horas

stop

La operación de colocación acelerada se salda con un descuento del 2%. El empresario utilizará el dinero para cerrar tratos con el Citi

Sede del Banc Sabadell en Barcelona.

Madrid, 21 de noviembre de 2016 (23:00 CET)

La venta acelerada del 3% del capital de Banc Sabadell que activó el empresario Jaime Gilinski se saldó en apenas dos horas con un descuento del 2%. El intermediario de la operación, Deutsche Bank, entregó el cierre de la misma poco antes de las diez de la noche de este lunes a un precio de 1,23 euros por título, según pudo confirmar Economía Digital en diferentes fuentes financieras. De este modo, el volumen total de la transacción asciende a unos 208 millones de euros.

La liquidez servirá para cerrar diferentes operaciones que Gilinski ha negociado en las últimas semanas con Citibank. La dispersión del 3% del Sabadell entre inversores institucionales generó, finalmente, unas minusvalías de 65 millones. En cambio, los tres años de relación entre Gilinski y el banco avanzan con beneficios para el colombiano si, desde un punto de vista cenital, se observan todos los movimientos accionariales y las distintas operaciones en las que el grupo de Josep Oliu se ha embarcado por intermediación de su socio.

Más que acciones

Y es que la relación ha ido más allá de la entrada en el accionariado del banco catalán, dado que la entidad llegó en diciembre de 2013 a un acuerdo para adquirir JGB Bank de Miami al magnate por 56 millones de dólares (unos 41 millones de euros). Asimismo, en octubre de 2015, el Sabadell reforzó su presencia en el mercado americano con la adquisición del 4,99% del capital social de Banco GNB Sudameris, participado mayoritariamente por Gilinski, a razón de 50 millones de dólares (44,6 millones de euros).

Poco después de la operación con JGB Bank, en enero de 2014, el empresario adquiría un nuevo paquete de acciones del Sabadell. Su participación subió del 5% a prácticamente el 7,5%. Semanas después, deshacía la transacción, esta vez sí con plusvalías. Compró a 2,13 euros y vendió a 2,44 euros, según los registros del regulador bursátil. Las expectativas económicas del acuerdo a largo plazo entre las partes parecían cumplirse.

Sin embargo, Gilinski habría reclamado a Oliu que impregnara más brío al desembarco del Sabadell en América. El banco apostó como respuesta por el Reino Unido y centró sus esfuerzos financieros en la absorción de TSB Banking. En paralelo, Oliu enfriaba las opciones de nuevas operaciones importantes en España, dejando aparcada, por ahora, cualquier opción de fusión con Banco Popular.

El futuro de Gilinski en el Sabadell

La posibilidad habría despertado el entusiasmo de Gilinski, más allá de las dificultades de la operación dado el desfase patrimonial de la franquicia que preside Ángel Ron –calculado en 15.000 millones de euros—. El magnate nunca pidió entrar en el consejo de Banc Sabadell para incrementar su influencia sobre las decisiones estratégicas, lo que aflora el caracter financiero de la inversión inicial.

Este hecho entronca con las motivaciones que han puesto a la venta el 3% del Sabadell, la porción que ha volado en dos horas. Aún conservará un 2% del grupo catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad