La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. EFE

Lagarde (FMI) aplaude el crecimiento de España pero le recuerda sus deberes

stop

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejora las previsiones de crecimiento para España pero se acuerda de que todavía tiene trabajo para blindar la economía

Barcelona, 17 de abril de 2018 (17:56 CET)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado este martes sus previsiones de crecimiento para España hasta el 2,8% en 2018. La nueva estimación mejora la salud económica del país en cuatro décimas para el próximo año, respecto a la última previsión que se hizo en enero. Pero el organismo no deja de lado los reproches para que el Gobierno ate en corto la deuda y rebaje la tasa de paro. 

Para 2019 el crecimiento será del 2,2%, una décima más, lo que situará al país a la cabeza del crecimiento de las grandes economías de la zona euro, que también ven mejorar sus perspectivas.

En términos globales, el ritmo de crecimiento esperado en la zona euro mejora hasta el 2,4% este año, dos décimas más que en enero. Además, se mantiene sin cambios en el 2% en 2019, afirma la entidad presidida por Christine Lagarde en la presentación de su informe de cabecera Perspectivas Económicas Globales.

España toca techo

Pese a la notable revisión al alza, la mayor entre las economías avanzadas, el FMI recuerda que la tasa de crecimiento tocó techo el pasado año y se irá ralentizando progresivamente.

"En España, el crecimiento se prevé que se reduzca desde el 3,1% en 2017 al 2,8% en 2018 y al 2,2% en 2019", explica el Fondo, que se reafirma en que la actividad económica se ralentiza, pero menos de lo calculado a principios de año.

España está a la cabeza de las economías de la zona euro en crecimiento

El 2,8% pronosticado para el presente ejercicio es una tasa ligeramente superior a la prevista por el Gobierno, que espera una expansión del 2,7%.

Con esta mejoría, España se sitúa a la cabeza del crecimiento entre las grandes economías de la zona euro. Lo hará, incluso, por encima de Alemania, que le sigue con un avance del 2,5% en 2018 y un 2% en 2019.

Debilidades endémicas: paro y deuda

A pesar de los síntomas de recuperación económica, las advertencias del FMI –en sintonía con diferentes informes de entidades financieras– se centran en dos aspectos: el paro y la deuda de España.

Respecto a la tasa de desempleo español se estima que continuará su paulatina reducción y bajará hasta el 15,5% en 2018 y al 14,8% en 2019.

Es una reducción si se compara con el 17,2% con el que cerró 2017, pero sigue muy por encima de la del conjunto de la zona euro, que será del 8,4% a finales de año, por lo que el Fondo apremia a  "reducir la dualidad en el mercado laboral y la diferencia de protección entre los empleados fijos y los temporales".

El nivel de endeudamiento, por su parte, debería encararse hacia "una firme senda de descenso" porque, unida al déficit primario (antes del pago de intereses de la deuda), coloca a la economía en una situación de vulnerabilidad que se hace más visible por las "desfavorables tendencias demográficas".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad