La Xunta y siete entidades firman un protocolo para prevenir los desahucios

stop

Una oficina con especialistas en derecho y economía asesorará a las familias gallegas

07 de octubre de 2013 (14:32 CET)

Una oficina integrada por profesionales especializados en derecho, economía, trabajo social y psicología asesorará a las familias gallegas con dificultades para evitar los desahucios. Todo de acuerdo con el protocolo firmado este lunes entre la Xunta y siete entidades financieras, que se comprometen a abrir una interlocución para trata de reestructurar la deuda hipotecaria.

Las conselleiras de Traballo e Benestar y Facenda, Beatriz Mato y Elena Muñoz, respectivamente, han presentado el programa, denominado 'Reconduce', "dirigido a las familias que puedan tener problemas con los desahucios".

Atenderá a 600 familias en seis meses

"Lo que pretendemos con este servicio es sobre todo prevenir, intentar de alguna manera que estas familias no lleguen a una situación así", ha explicado Mato, que ha precisado que, en el caso de familias que ya estén en procesos judiciales, se les ofrecerá apoyo mediante el convenio firmado con el Consejo del Poder Judicial.

La oficina, que estará ubicada en la Escola Galega de Administración Pública (EGAP), en Santiago, y comenzará a funcionar el 15 de octubre, podrá atender hasta a 600 personas en los seis primeros meses de funcionamiento.
Las familias podrán acudir directamente a esta oficina o bien pedir atención a través de los servicios sociales de los ayuntamientos, para lo que este martes está prevista la firma de otro acuerdo con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp).

Entidades firmantes

El protocolo ha sido firmado por NCG Banco, Banco Pastor, Banco Popular, Caixa Rural Galega, Banco Etcheverría, Banco Caixa Geral y Bankinter, entidades a las que Muñoz ha agradecido su "sensibilidad" con lo que ha considerado "uno de los problemas de máxima importancia".

De este modo, ha apuntado Mato, las entidades reconocen a la Xunta como "un interlocutor válido" que mediará entre los bancos y las familias. Con el resto de entidades que no han suscrito el protocolo, se intentará también negociar, ha dicho, pero "depende" de cada una de ellas aceptar o no estos términos.

El trabajo con las familias "en dificultades económicas y que tengan riesgos sobre el endeudamiento", ha explicado Elena Muñoz, consistirá en "informar y asesorar" para después elaborar "planes financieros adecuados" a la situación de cada hogar. Así, se hará al banco "una propuesta de reestructuración de la deuda".

Propuestas personalizadas


Por su parte, las entidades se comprometen a designar a un interlocutor único para tratar estos casos, que analizará las propuestas remitidas por la oficina. También es "interés de la entidad" resolver estos problemas, ha manifestado la titular de Facenda, que ha destacado que el objetivo es lograr "una solución final", con el "compromiso" de la familia de cumplir el plan pactado.

En los casos en los que exista ya un proceso judicial en curso, la Xunta ofrecerá a las familias atención psicosocial, orientación laboral o la búsqueda de una vivienda alternativa. Con este programa, señala el Gobierno gallego, se complementa el convenio con el Consejo General del Poder Judicial y la Fegamp, que da atención a las familias objeto de un desahucio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad