La Xunta y EFPA preparan un proyecto para llevar la educación financiera a las aulas

stop

España está entre los países europeos que menos cualifiación exige a los asesores financieros

R. Rodríguez

Xesús Vázquez, conselleiro de Educación, con Dositeo Amoedo y Josep Soler | EFPA
Xesús Vázquez, conselleiro de Educación, con Dositeo Amoedo y Josep Soler | EFPA

24 de mayo de 2013 (04:19 CET)

Formación para la ciudadanía y formación para el asesor financiero. La cuestión educativa ha ocupado buena parte de la II Jornada EFPA España, que se celebró este jueves en el Club Financiero de Vigo. No en vano, el acto contó con la presencia del conselleiro de Educación, Xesús Vázquez. No fue una casualidad. En la Consellería trabajan en un proyecto de educación financiera para llevar a las aulas de los centros educativos gallegos, que contempla que la materia sea impartida por asesores financieros.

Según explicó el delegado territorial de EFPA en Galicia, Dositeo Amoedo, la propuesta fue presentada en primer lugar en el Ministerio de Educación, en donde los remitieron a la Xunta de Galicia. Ahora siguen desarrollando el proyecto en la administración autonómica.

Xesús Vázquez mostró su complicidad con la idea de reforzar la educación financiera en la escuela. “Las necesidades del mundo en el que se moverá nuestro alumnado hacen imprescindible esta formación, por eso, cuanto antes comience más efectiva será”, expuso. Advirtió, sin embargo, que es “difícil” conjugar un calendario curricular para impartir las asignaturas que requeriría una formación completa en esta materia. “Hay necesidades de formación en muchos campos”, zanjó.

La Lomce y la formación económica


El conselleiro aludió a la polémica Lomce, la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa que prevé incluir la Religión como materia computable en la nota media y, por tanto, en la obtención de becas, para asegurar que sitúa a la economía en el centro de su programa.

Hizo referencia a que en el primer ciclo de ESO, figurará como materia específica optativa, Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial; mientras que para el bachillerato de Ciencias Sociales y Humanidades, se contempla ofertar como materias troncales a seleccionar por el alumno Economía, en el primer curso, y Economía de la Empresa, en el segundo.

Además, “permite un mayor grado de independencia y especialización de los centros, de manera que puedan generar una oferta específica de cultura clásica o economía, por ejemplo”, dijo el conselleiro.

España, una normativa laxa


En la otra parte de la ecuación, la cualificación de los asesores financieros apareció como preocupación en la II Jornada EFPA España, en la que colaboró Economía Digital. Josep Soler, presidente de EFPA Europa, aseguró que los asesores españoles son “un ejemplo de autorregulación” en el “único país europeo que no exige cualificación profesional”. Hizo especial mención a Galicia, donde EFPA cuenta con 460 asociados asociados certificados.

En la exposición de Soler se insistió en la necesidad de una cualificación profesional basada en estándares objetivos para el asesoramiento financiero, un aspecto que se demanda en Europa, --también a nivel regulatorio, con la tramitación de la MiFID II, Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros-- y que el presidente de EFPA Europa considera importante para recuperar la confianza perdida. “La banca debe recuperar el sentido de ponerse en el papel del cliente y eso depende de un asesoramiento de calidad”, concluyó.

En este binomio, mejorar la “alfabetización” financiera de los ciudadanos y extender la cualificación profesional de los asesores, se fundamenta para Soler la posibilidad de acortar la “enorme distancia entre el cliente y el vendedor de productos financieros”. “La educación tiene que servir como herramienta para salir de la crisis financiera”, sentenció.

El asesor financiero que viene


En el acto participaron también BBVA, BlackRock, Franklin Templeton, Banco Mediolanum, Pimco o la Escuela de Finanzas. Casi todos los ponentes coincidieron en señala que el cliente reclama cada vez más información y que serán cada vez más “exigentes y conocedores” del producto, en palabras de Miguel Ángel Vegas, director de la Red de Agentes de BBVA.

Este cambio también se notará a nivel regulatorio, según expuso el avogado Jesús Ángel Sánchez Veiga, socio del despacho Garrigues, en su ponencia sobre la MiFID II. “El cliente quiere mayores niveles de información, confianza y seguridad jurídica. El asesor tendrá la necesidad de aportar seguridad", apuntó. Además, añadió que para el asesor financiero  "comercializar no será lo mismo que asesorar. Son cuestiones muy distintas. Se exigirá al asesor mayores dosis de formación”, explicó.

Cualificación profesional para el asesor, formación para los ciudadanos en un estado que se sitúa a la cola de Europa en alfabetización financiera, transparencia en los productos y su comercialización e inversiones diversificadas, son algunos de los aspectos que apuntó la II Jornada EFPA España para el futuro del asesoramiento financiero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad