La Xunta eleva un 137% el plazo de pago a proveedores, el mayor aumento de España

stop

A pesar del incremento en el último año, Galicia se sitúa entre las comunidades que cumplen con los límites establecidos por ley

Trabajadores en una obra

en A Coruña, 28 de diciembre de 2015 (15:28 CET)

Galicia se acerca peligrosamente a los 30 días que fija la ley como plazo para que la Administración haga frente a sus facturas y a las certificaciones de obra. Dicho periodo empieza a contar 30 días después de la fecha de entrada de la factura en registro. En la actualidad, los proveedores gallegos tardan dos meses de media en cobrar sus facturas.

El plazo medio de pago se sitúa en los 27,17 días (57,17 desde que se presenta la factura), muy cerca del límite legal. Pero, si se comparan los datos de octubre de este año con los de septiembre de 2014, cuando se incia la serie histórica, Galicia es además la comunidad en la que más ha crecido la diferencia. El pasado año, la Administración liquidaba sus deudas en un plazo de 11,44 días. Ahora tarda un 137% más.

En plazo

Según los datos da Hacienda, Galicia figura en el grupo de comunidades que cumplen con los límites que establece la legislación, del que también forman parte Asturias, Canarias, Castilla y León, La Rioja, Navarra y País Vasco.

Las entidades locales suelen ser más cumplidoras. Las grandes ciudades tardaron de media 15,17 días en saldar sus deudas comerciales y todas lograron reducir el tiempo de pago. Sin embargo, en la lista de las incumplidoras está A Coruña, que junto con Sevilla, Zaragoza, Valencia y Palma, tarda más de 30 días en abonar sus facturas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad