La Xunta dice que Novacaixagalicia busca “mecenazgos”

stop

Rechaza que tras la operación acordeón la fundación esté “sentenciada a muerte”

Asamblea extraordinaria de Novacaixagalicia

08 de marzo de 2013 (16:58 CET)

El director xeral de Política Financiera e Tesouro, Manuel Galdo ha rechazado este viernes que la supresión de la participación de Novacaixagalicia en NCG Banco sea la “sentencia de muerte” para la obra social de la antigua caja, ahora transformada en fundación.

Galdo ha contestado de este modo a una pregunta planteada por el diputado socialista Juan Carlos González Santín sobre el futuro de la obra social, sobre la que ha destacado su importancia. El socialista ha considerado que la operación acordeón aplicada, que dejó a cero el capital de los accionistas, entre ellos Novacaixagalicia, fue la "sentencia de muerte" de estas actividades.

Preservar la obra social

Además, el representante del PSdeG ha criticado que los directivos de las antiguas entidades "se fueron con los bolsillos llenos" y ha reclamado esclarecer las responsabilidades en la desaparición de las cajas. "Esta ingente obra social debe ser preservada", ha defendido y ha pedido a la Xunta que intervenga para lograr ese objetivo.

Galdo, que precisamente es uno de los dos representantes de la Xunta en el órgano gestor de la fundación --que funcionará hasta la constitución del patronato--, ha destacado que la Xunta ha recurrido tanto la primera valoración de la caja, que se hizo con la transformación en banco, como la hecha de NCG Banco el año pasado (de -3.091 millones), tras la que se procedió a hacer una operación acordeón.

Los recursos presentados

En el primer recurso presentado, ha dicho, la Xunta hace una nueva valoración "sobre una base de errores" que interpretan que se cometieron en la inicial y que podría suponer un valor superior en 500 millones de euros, que "irían a parar a los fondos de la fundación".

La obra social, ha recalcado el director xeral, tiene "dos importantes patrimonios", uno material, de activos por 300 millones de euros, y uno "inmaterial", que son los trabajadores. Ahora, ha agregado, se está centrando la actividad en "lo verdaderamente importante" y se elabora un plan estratégico adecuado a las nuevas circunstancias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad